• El secretario general del PP de Granada, Jorge Saavedra, ha aplaudido la ejecución del programa extraordinario de garantía alimentaria tras la reunión mantenida en la mañana de hoy con los responsables de Cruz Roja en Granada

 

  • Las familias “han podido utilizar dichas tarjetas de entre 150 y 250 euros, según la tipología familiar, para llenar la cesta de la compra, pudiendo recibir hasta tres recargas de la misma en el caso de persistir sus circunstancias de vulnerabilidad”

 

El secretario general del Partido Popular de Granada, Jorge Saavedra, ha subrayado que 3.420 familias granadinas se han beneficiado del programa extraordinario de ayuda en materia de necesidades básicas, conocido como tarjeta monedero, puesto en marcha para, complementando a otras medidas adoptadas, atender las múltiples necesidades socioeconómicas urgentes surgidas a raíz de la irrupción de la pandemia.

Dicho programa extraordinario de garantía alimentaria “se ha ejecutado mediante una subvención excepcional de 24 millones de euros a Cruz Roja, entidad encargada de desarrollarlo en coordinación con los servicios sociales comunitarios de los ayuntamientos y diputaciones”, ha indicado el dirigente popular tras la reunión mantenida este miércoles con los responsables de Cruz Roja en la provincia, junto al concejal del PP en el Ayuntamiento de Granada, Carlos Ruiz Cosano.

La tarjeta monedero ha beneficiado a 26.677 familias andaluzas, según ha apuntado Saavedra. “En total se han realizado 102.753 entregas, 12.956 de ellas en la provincia de Granada, contabilizando la entrega inicial y las distintas recargas, siendo la cuantía económica media de cada entrega de 210,97 euros”.

El secretario general de los populares granadinos ha lamentado que no haya estado a la altura el PSOE Andaluz del que ha echado en falta “mayor colaboración” en lugar de “generar incertidumbre”.

Tal y como ha declarado Saavedra, las familias “han podido utilizar dichas tarjetas de entre 150 y 250 euros, según la tipología familiar, para llenar la cesta de la compra, pudiendo recibir hasta tres recargas de la misma en el caso de persistir sus circunstancias”. Asimismo, ha indicado que dicha iniciativa “se diseñó para cubrir un amplio espectro de vulnerabilidad, lo que ha permitido dar cabida también al fenómeno de la pobreza vergonzante de aquellas familias que acuden por primera vez a solicitar ayuda para cubrir gastos de subsistencia, puesto que se trata de una tarjeta de débito que evita estigmatizar a la familia que se beneficia de esta ayuda y que puede usarla en cualquier establecimiento de alimentación que admita pago con tarjeta”.

Han podido acceder a estas ayudas personas afectadas por ERTE, personas que han visto disminuir ostensiblemente sus ingresos, personas que han sido despedidas durante la pandemia, y población que no ha podido ejercer su actividad de venta.