• La moción presentada por el Grupo Popular en la localidad insta al equipo de gobierno a poner fin a los graves problemas de accesibilidad con los que cuenta el municipio

 

El Partido Popular ha aplaudido la aprobación por unanimidad de todos los grupos políticos del Ayuntamiento de Santa Fe de la moción que han presentado en el pleno celebrado en la tarde de ayer para acabar con las barreras arquitectónicas del municipio.

En la moción, los populares instaban al equipo de gobierno a elaborar un plan integral de eliminación de dichas barreras para garantizar la accesibilidad a las personas con movilidad reducida a los espacios públicos en condiciones de igualdad.

La concejal Susana Leyva ha celebrado que los grupos políticos y el propio gobierno local hayan entendido la necesidad urgente de actuar en la localidad. “Este Grupo Municipal ha recibido y está recibiendo muchas quejas de personas con movilidad reducida y de colectivos que no pueden hacer sus actividades cotidianas debido a las grandes dificultades que tienen para moverse por las calles de nuestro municipio con calles que no están adaptadas a sus necesidades para facilitar sus movimientos y desplazamientos”.

Leyva recuerda que “este colectivo y todas aquellas personas con diversidad funcional, mayores o madres con carritos tienen las mismas necesidades de desplazamiento, acceso, movilidad y comunicación que el resto. En nuestro municipio nos encontramos con aceras demasiado estrechas e intransitables, bordillos muy altos, aceras demasiado altas y árboles en medio de las ellas provocando que algunas sean intransitables”.

Por todo ello, los populares esperan que, tras la aprobación por unanimidad, el equipo de gobierno de Santa Fe actúe mejorando la calidad de vida y favoreciendo la autonomía de las personas con diversidad funcional, mayores o con movilidad reducida brindando las mismas oportunidades de accesibilidad a espacios educativos, laborales y de ocio a todas las personas; y facilitando el acceso y el desplazamiento a diferentes espacios públicos y privados a través de un informe elaborado por Urbanismo en el que, a través de un censo de las vías públicas, se determine cuáles no cumplen con la normativa de accesibilidad.

Por último, instan a que, en caso de no contar con partida presupuestaria suficiente para acometer esta intervención, se proceda a hacer la modificación presupuestaria necesaria, por parte del equipo de gobierno.