• El portavoz del Grupo Municipal Popular insta a Raquel Ruz a replantear el nuevo Catálogo de Puestos de Trabajo incurre en errores graves como establecer turnos de nueve horas a los agentes
  • La nueva estructura planteada por el PSOE reduce unidades clave para la atención ciudadana en los barrios como ciclo o turística

El portavoz del Grupo Municipal Popular, César Díaz ha asegurado hoy que la nueva estructura de la Policía Local de Granada planteada por el Gobierno de Francisco Cuenca disparará las horas extra y dejará bajo mínimos las labores de vigilancia durante los fines de semana y las noches. El edil se ha pronunciado así tras conocer los cambios que la concejal de Seguridad Ciudadana está impulsando para reorganizar el cuerpo con el nuevo Catálogo de Puestos de Trabajo de la Policía Local.

Según ha detallado una de las cosas más llamativas es que, el nuevo modelo que venía a rectificar el anterior, incumple con la Directiva Europea al prever servicios de 9 horas continuadas en jornadas nocturnas. Para el edil, solo por este hecho que es “ilegal el PSOE ya debería repensar la disposición que está planteando”. No obstante, ha asegurado Díaz, el nuevo catálogo incluye otros fallos que van a suponer una merma general de agentes en las calles de Granada especialmente en las horas que más se necesitan.

“Nosotros resumiríamos este nuevo modelo como Policía Local de Granada: Cerrado por descanso los fines de semana y durante la noche” ha incidido el edil tras explicar que el nuevo catálogo prevé 38 destinos diferentes (como Tráfico, Atestados o Unidad Canina, Grúa) de los que 33 contemplan turnos de lunes a viernes y en jornada de mañana y tarde, (algunos incluso solo horario de mañana) lo que deja en cuadros las noches y los fines de semana”.

A todo ello se suma la progresiva merma de una plantilla que estaba ya debilitada y que empeorará en los próximos años en los que se prevé la jubilación, o el paso a segunda actividad de diversos agentes pasando de tener 363 agentes a 272. Un golpe, solo amortiguado por la promoción impulsada por el PP por la que se van a incorporar en los próximos meses 40 nuevos policías.

“Este año se prevé la realización de 190 horas menos, por acuerdo con la mesa general de negociación, a lo que se suma las jubilaciones previstas (11 agentes), más las acumuladas de años anteriores (20 agentes); las previsibles para el 2023, (19 agentes) que van a dejar la plantilla en una situación muy complicada para los próximos años” ha dicho el edil quien considera que esto obliga al Gobierno municipal a impulsar una mayor coordinación con la Policía Nacional para “sumar esfuerzos” circunstancia que, por el momento, no se ha llevado a cabo a pesar de las múltiples peticiones del PP ante el evidente deterioro de la convivencia ciudadana que está sufriendo la ciudad.

Por otra parte y para sorpresa de Díaz, el PSOE que supuestamente venía para implantar un modelo de Policía “más cercano” ha optado por reducir a la mitad unidades clave como la turística o ciclo, integradas ahora en la Policía de Distrito a pesar de que eran dos de las que tenían un trato más próximo con los vecinos. Una supresión completamente “incomprensible” teniendo en cuenta la labor que ambas secciones prestaban en una ciudad turística como Granada y con zonas de difícil acceso en vehículo.

“La Policía Local Turística realiza una labor fundamental de atención a los turistas que necesitan de agentes especializados que conozcan sus necesidades de cara por ejemplo, a moverse por la ciudad o en caso de sufrir algún tipo de incidencia” ha detallado el edil quien no se explica que en una ciudad supuestamente dedicada a la captación de turistas internacionales “Raquel Ruz se cargue estas unidades especializadas en este tipo de viajeros”.

Del mismo modo, el edil ha cuestionado la reducción de los agentes en bicicleta que realizan una labor fundamental llegando a lugares menos accesibles en una ciudad de calles estrechas y de difícil acceso donde este medio de transporte supone una ventaja a la hora de realizar los desplazamientos siendo, en algunos casos, los primeros agentes que llegan ante un suceso o incidente.

Por otra parte, otra de las controvertidas decisiones es la supresión de los GAPB (Grupos de apoyo a la Policía de Barrio) que pasa a denominarse GOAD (Grupo Operativo de Apoyo a la Diversidad) con 22 agentes en lugar de 30, y que desaparecen en los turnos de noche y fines de semana “perdiendo completamente el espíritu de unidad de apoyo que tantas intervenciones ha evitado con su sola presencia dado su buen hacer a lo largo de todos estos años”.

“Granada va a perder con este nuevo modelo que, escudándose en un supuesto modelo de Policía de Barrio lo que hace es eliminar unidades que ya hacían esta labor con independencia de que lo hicieran bajo la marca de una unidad u otra” ha dicho el edil quien ha pedido al equipo Cuenca que reflexione sobre este modelo, que no va a dar respuesta a las necesidades de Granada”.

En este sentido, ha reiterado la necesidad de rehacer este catálogo ajustándolo a las necesidades reales de Granada, una ciudad que está sufriendo graves problemas de convivencia en los últimos siete meses así como lograr una mayor coordinación con la Policía Nacional abandonando la “actitud de sumisión del alcalde incapaz de celebrar una Junta Local de Seguridad dedicada, expresamente, a resolver los problemas de inseguridad, ruidos, botellón, vandalismo que sufre Granada. “No puede ser que Cuenca, con su actitud servil al Gobierno de Sánchez y a la Subdelegada del Gobierno, se niegue a convocar la Junta Local de Seguridad que es el instrumento que por ley puede coordinar a estos dos cuerpos de seguridad.