• El pasado 7 de diciembre se publicó en el BOE una resolución por la que se convocan diferentes plazas, en concreto, un intendente, tres inspectores, 6 subinspectores y 7 suboficiales dentro de un proceso iniciado por el PP al que el PSOE se opuso tajantemente
  • Critica la incoherencia y doble moral de Raquel Ruz que llegó a afirmar que la convocatoria tenía como único fin “establecer un brazo ejecutor al servicio de los intereses políticos del equipo de Gobierno y pidió la paralización del proceso”
  • “Por desgracia esta es la forma de trabajar del PSOE, el mismo partido que meses atrás también dijo que con el excalcalde “no iba ni al tranco de la puerta para, finalmente incluirlo en su equipo, colocar a todo su staff y montarle un chiringuito”

El portavoz del Grupo Municipal Popular, César Díaz, ha criticado hoy la hipocresía del Gobierno tránsfuga, especialmente de la actual concejal de Protección Ciudadana, Raquel Ruz que, tras oponerse a la convocatoria de nuevas plazas de mando de la Policía Local durante la etapa del PP en el Gobierno, ahora ha decidido mantener el proceso “pisoteando sus propios argumentos y demostrando su incoherencia y doble moral”.

Según ha explicado el edil, el pasado 11 de abril, Ruz pidió al Gobierno del PP, que renunciara a las nuevas plazas de mando de la Policía Local al entender que no eran necesarias y que el equipo de Gobierno debía apostar por incrementar el número de agentes de calle. Se da la circunstancia de que esta convocatoria se hizo, precisamente, en un momento en que el equipo de Gobierno del PP ya había impulsado la ampliación de la plantilla con la convocatoria de un total de 49 plazas, el mayor incremento de los últimos diez años que el PSOE fue incapaz de poner en marcha durante su mandato anterior.

En su intervención, recogida en medios, la concejal socialista llegó a asegurar que la convocatoria para cubrir los puestos de un intendente, 3 inspectores, 6 subinspectores y 7 oficiales respondía a una presunta estrategia para establecer un “brazo ejecutor al servicio de intereses políticos”.

La sorpresa ha llegado solo cinco meses después del inicio del mandato socialista cuando la edil que rechazaba tajantemente esta convocatoria y se mostró especialmente crítica al entender que no respondía a las necesidades del servicio la ha mantenido. A juicio de Díaz, el Gobierno tránsfuga, en coherencia con sus declaraciones debería haber paralizado el proceso y amortizado las plazas “supuestamente innecesarias” según sus numerosas intervenciones cuando estaba en la oposición.

“El pasado 7 de diciembre se publicó en el Boletín Oficial del Estado una resolución por la que se convocaban las diferentes plazas de Policía, en concreto, un intendente, tres inspectores, 6 subinspectores y 7 suboficiales exactamente el mismo número de plazas a las que Ruz se opuso meses atrás” ha dicho el edil quien considera que, por desgracia, esta es la forma de trabajar del PSOE, el mismo partido que meses atrás también dijo que con el excalcalde “no iba ni al tranco de la puerta para, finalmente incluirlo en su equipo, colocar a todo su staff y montarle un chiringuito que cuesta miles de euros a los granadinos”.

Tras asegurar que el PP no va a oponerse a esta convocatoria que “ya creíamos necesaria meses atrás”, Díaz se ha preguntado si las acusaciones de Raquel Ruz sobre la utilización política de la Policía Local con fines políticos las dijo porque, en realidad, “esa es su forma de trabajar: utilizando a la Policía Local, como denunció, como su brazo ejecutor”.

En este sentido, ha avanzado que, en estos momentos, se siente preparado para hacer una “quiniela y acertar sobre quienes son todas las personas que van a ocupar los puestos ofertados”. “Espero equivocarme, pero estoy convencido de que podría acertar los nombres” ha dicho el edil quien ha pedido al PSOE que haga el procedimiento de forma limpia de tal forma que “las personas que ganen sean las mejores para esta estructura”.

Para finalizar, el portavoz popular ha confiado en que el nombramiento de estos cargos “acabe con el descontrol de la ciudad donde cada día los botellones, los ruidos, la inseguridad aumentan a un ritmo exponencial”. “Lo que tiene que hacer el PSOE es dejarse de estrategias que a nadie benefician y acabar de una vez con la situación que están sufriendo miles de vecinos de Granada” ha dicho el edil quien ha vuelto a pedir la convocatoria de una Junta Local de Seguridad especialmente dedicada al evidente deterioro de la convivencia que está padeciendo Granada y que afecta ya a todos los barrios.