• César Díaz critica que Francisco Cuenca haya firmado un decreto para incorporar al jefe de Gabinete del exalcalde y a su secretaria como asesores adscritos al PSOE
  • “Este nuevo movimiento, que supone un coste de más de 60.000 euros, se suma al chiringuito que le han montado al exregidor” ha dicho Díaz quien asegura que esto “nos confirma definitivamente lo que sospechábamos, existe un acuerdo muy turbio para colocar a un alcalde imputado por tres delitos penales al frente de la ciudad”

El portavoz del Grupo Municipal Popular, César Díaz ha cargado hoy contra el “trasvase del personal de confianza de Luis Salvador al Grupo Municipal Socialista”. Según ha detallado Díaz, hemos tenido conocimiento de que Francisco Cuenca ha firmado un decreto para incorporar al que fue jefe de Gabinete de Luis Salvador durante su etapa como alcalde y a su secretaria personal como asesores del Grupo Municipal Socialista al 50%.

Una maniobra que “nos confirma definitivamente el turbio acuerdo entre los dos ediles tránsfugas -entonces pertenecientes a Ciudadanos y el PSOE- para poner a un alcalde socialista imputado por tres delitos penales al frente de la ciudad”.

“Desde que Luis Salvador y José Antonio Huertas votaron a favor de Francisco Cuenca en el pleno de investidura, ya sabíamos que el PSOE había alcanzado un acuerdo oscuro con ambos, repleto de concesiones, para lograr ese insólito apoyo. Lo que no podíamos imaginar es que el pacto iba a tener esta vergonzosa magnitud” ha dicho Díaz quien no se explica como, de la noche a la mañana, personas que trabajaban para Luis Salvador están al servicio del PSOE. Todo, con un contrato que supone más de 60.000 euros anuales que salen del bolsillo de los granadinos.

“Este decreto constata que el personal de confianza de Cs en el Ayuntamiento de Granada ahora es el personal de confianza del PSOE”.

En este sentido, ha añadido que el decreto tiene como fecha de entrada en vigor el 8 de julio, es decir, un día después de que se celebrara el pleno de investidura en el que se materializó la compra de Granada”.

A esto, ha dicho Díaz, hay que sumar el cúmulo de despropósitos que rodean al nuevo equipo de Gobierno que incluyen un aumento del coste de la estructura de más de 141.700 euros fundamentalmente porque “han preferido escoger a personal externo a la institución municipal en lugar de optar por los funcionarios de la casa que hacen un magnífico trabajo”.

Ante este esperpento, el edil ha pedido explicaciones de todo ello a Cuenca y le ha exigido que dé a conocer, de una vez, todo lo que ha concedido a Luis Salvador y a José Antonio Huertas en lugar de ir aprobando decretos “por fascículos” para intentar disipar el escándalo.

En este sentido, ha asegurado que el PP va a ser vigilante ante unos bochornosos acuerdos para hacerse con los sillones que no se merece una ciudad como Granada. “El alcalde Cuenca se cree que por haberse perdido todo el mes de agosto los granadinos van a olvidar esta ofensa a la ciudad y no es así; el PP va a pedir todas las explicaciones que haga falta hasta poner luz y taquígrafos a un pacto ante el que el alcalde socialista tendrá que responder, sea ahora en agosto, o si sigue en la playa, en septiembre cuando regrese”.