• El portavoz del Grupo Municipal Popular, César Díaz, ofrece una rueda de prensa junto a los trabajadores cuya cesión a Transportes Rober estaba prevista para el 1 de septiembre
  • El incumplimiento del acuerdo por parte de Cuenca y su equipo podría provocar un sobre coste a las arcas municipales superior al millón de euros

El portavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Granada, César Díaz, ha lamentado hoy que la parálisis del Gobierno tránsfuga de Francisco Cuenca haya roto los acuerdos alcanzados con los trabajadores de Alhambra Bus para su incorporación a Transportes Rober tras seis años de conflicto. Una alarmante situación  que podría llegar a suponer un sobrecoste para las arcas municipales de “un millón de euros”.

Según ha explicado el edil que ha dado una rueda de prensa acompañado por trabajadores afectados, después de numerosas reuniones y encuentros, en mayo de 2021 se alcanzó un acuerdo para que se integraran en la plantilla de Transportes Rober el uno de septiembre de 2021. Mediante este acuerdo, consensuado también con el área económica del Ayuntamiento de Granada y la empresa adjudicataria, los trabajadores renunciaban a parte de los atrasos no cobrados correspondientes a la diferencia salarial entre ambas firmas desde que se presentó la demanda en 2016.

Sin embargo, “después de todo el trabajo realizado para alcanzar una resolución aceptada por todas las partes, el nuevo equipo de Gobierno tránsfuga, inmerso en sus líos internos no ha hecho absolutamente nada por cumplir los compromisos lo que ha provocado que los trabajadores, que hoy han recibido una nueva sentencia del TSJA que ratifica sus pretensiones, se replanteen todo lo pactado.

“La inacción del Gobierno tránsfuga de Cuenca, puede llegar a costar un millón de euros que no estaban previstos”, ha lamentado Díaz quien ha criticado que el alcalde y todo su equipo estén paralizando la ciudad pero también deshaciendo todos los logros de la anterior corporación.

Ante esta circunstancia, el portavoz del Grupo Municipal Popular  que ha confiado en que Ayuntamiento, trabajadores y empresa lleguen a un acuerdo ha pedido “al nuevo equipo de Gobierno tránsfuga que deje sus líos internos de una vez y se ponga a trabajar en los verdaderamente importante como son estos trabajadores que llevan años esperando que se regularice su situación”.