• El primer edil del municipio, Mariano García, denuncia que la Diputación no haya mandado máquinas quitanieves, ni haya previsto esparcir sal.

  • Considera que la “dejadez” de la Diputación “no es algo puntual” ya que en los últimos cinco años, y a pesar de las reivindicaciones, “no se ha invertido ni un céntimo de euro en su mantenimiento”

Una vez más la nieve ha convertido la carretera GR-9100, que comunica el municipio de La Puebla con la Sierra de la Sagra, en una auténtica ratonera como consecuencia de la falta de previsión y el abandono al que nos tiene sometidos la Diputación provincial”. Así de contundente se ha mostrado el alcalde de La Puebla, Mariano García, que ha denunciado que esta carretera provincial, que va desde la intersección de la A-317 hasta el cruce de la Losa, se encuentra totalmente intransitable por la nieve y las placas de hielo. “Y todo por culpa de la Diputación provincial, que no solo no ha mandado ni una máquina quitanieves a esta zona, sino que además no ha previsto echar ni una gota de sal ante el temporal que se esperaba en la zona”, ha denunciado el regidor.

Según ha explicado, en estos momentos es imposible acceder al cruce de la Losa, una circunstancia que suele repetirse cada vez que nieva ya que, según ha indicado, la Diputación provincial no suele incluir esta vía en sus zonas de actuación ante temporales de frío y nieve, “a pesar de ser una de las más transitadas por la gran afluencia de turistas que visitan la Sierra de la Sagra y que, en ocasiones, antes de tener las restricciones de movilidad entre municipios, generaba colas de hasta 7 y 8 kilómetros como consecuencia de las nevadas”.

El primer edil ha censurado que en estos momentos haya vecinos que se encuentran incomunicados “por ser esta la única vía de acceso a sus viviendas” y ha explicado que “el abandono” de esta carretera “no es algo puntual de un día de nieve”. La carretera está, según el primer edil, en muy malas condiciones “lo que dificulta aún más, si cabe, cualquier desplazamiento. Da igual que nieve, llueva o haga sol. El abandono es total y absoluto”.

En este sentido, ha recordado que no es la primera vez que reclama al presidente de la Diputación y al diputado de Obras Públicas que proceda a su arreglo “ante la pésima situación en la que se encuentra y ante el peligro que supone para los usuarios que circulan por la misma”.

Concretamente, ha solicitado el ensanche de la carretera y nuevos arcenes, peticiones a las que Diputación provincial ha hecho caso omiso “desentendiéndose de esta vía y dejándola en una situación que cada día empeora, más teniendo en cuenta que llevan más de cinco años sin gastar un céntimo de euro en su mantenimiento”, ha indicado el alcalde de La Puebla, que ha reclamado una vez más a la Diputación provincial que asuma sus competencias y proceda al arreglo inmediato de esta carretera.