El vicesecretario del Partido Popular, Antonio Mancilla, ha denunciado la situación de abandono a la que tiene sometido el Ayuntamiento de Salobreña a su paseo marítimo. “Un deterioro año tras año al que no solo no ponen solución sino que se empeora de forma continua y que este año se ha vuelto a agravar con la decisión de no recoger la basura los domingos”. Una imagen, apunta Mancilla, “que no viene sino a manchar la imagen del municipio propia de la desconexión del gobierno municipal de la realidad de la zona que cada fin de semana continúa recibiendo miles de visitantes y residentes”. El vicesecretario lamenta la imagen y la dejación de funciones en un municipio con uno de los impuestos de bienes inmuebles más caros por lo que reclama que la prestación de servicios se mantenga los siete días de la semana.

“Una presión fiscal que no responde a los servicios que reciben los vecinos”. Asimismo, ha lamentado que la zona peatonal está descontrolada, así como la venta ambulante. “Salobreña ha perdido el tren que sí cogieron en su día Motril y Almuñécar”, ha lamentado.

Declaraciones del vicesecretario popular tras la reunión con los empresarios de la zona que ha encabezado el presidente provincial del PP granadino, Francisco Rodríguez, acompañado del diputado provincial, Fernando Pérez, y el también vicesecretario de Desarrollo Sostenible, César Díaz. En ella el delegado de Playas de Salobreña de la Asociación de Chiringuitos de la Costa Tropical, Jose Antonio Estévez, ha criticado “el abandono de la playa” y la situación a la que se han tenido que enfrentar un verano más por la no activación de la zona azul.

“Hay vehículos que se han quedado tres meses aparcados en primera línea”, un hecho que, según Estévez, evita la rotación y complica que los visitantes puedan aparcar y consumir en el municipio costero. “Todo el mundo tiene derecho a aparcar y el colmo ha sido la decisión de no recoger la basura los domingos. Para este consistorio ya ha terminado el verano cuando los fines de semana de este mes y buena parte del año llegan cientos de visitantes mientras no pone solución para despejar el paseo marítimo de determinadas actividades que, en algunos casos, incluso llegan a taponar la zona peatonal invadiendo incluso la entrada a los propios chiringuitos”.

Por último, el delegado de Playas del colectivo empresarial ha lamentado que cada día “nos estamos alejando más de las cosas positivas y la rentabilidad de nuestro pueblo”.