• La concejal del Grupo Municipal Popular del Ayuntamiento de la capital Eva Martín denuncia la degradación y falta de limpieza existente en los ríos Darro, Beiro y Monachil
  • Eva Martín avisa del riesgo que supone tener los cauces llenos de maleza y troncos de árboles en caso de riada o incendio
  • Martín recuerda el acuerdo al que llegó el anterior equipo de gobierno popular con la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir para la limpieza de los cauces
  • La edil popular pide al PSOE una “intervención que consista en una limpieza integral de los cauces de los ríos Darro, Beiro y Monachil”

El Grupo Municipal Popular del Ayuntamiento de Granada denuncia el mal estado y la falta de mantenimiento existente en los cauces de los ríos que atraviesan la ciudad de Granada -Darro, Beiro y Monachil-, los cuales se encuentran sin limpiar ni desbrozar por la dejadez del equipo de gobierno socialista de la capital, lo que supone un serio peligro en caso de que se produjera una riada o, incluso, algún incendio.

Así lo ha manifestado esta mañana la edil del Grupo del PP Eva Martín, quien ha visitado la zona de río Darro y, dado que la competencia para la limpieza de los tramos urbanos de los ríos es municipal, ha expresado que “no podemos permitir la degradación de un río, como el Darro, que discurre por el Albaicín, un barrio declarado Patrimonio de la Humanidad”.

Cuando el PP estuvo en el gobierno de la ciudad procedió a realizar una intervención integral en el cauce del río Darro; se actuó sobre la vegetación y los restos acumulados en el cauce; se realizó una actuación pionera desde el Rey chico hacia arriba, una zona que estaba en tierra de nadie y que solo un acuerdo con la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir permitió desbloquear.

Los trabajos consistieron en el retirado de maleza -zarzas y cañas- que se desarrollan en el lecho y márgenes del cauce y de las ramas y troncos secos que han sido arrastrados por la corriente, los cuales tienden a acumularse en diferentes puntos, formando presas sobre estos troncos de arbolado o los bordes del cauce. Además, se eliminó también la vegetación que se desarrollaba sobre los muros.

En contraposición a la gestión realizada por al anterior equipo de gobierno, “hay que lamentar el estado de abandono del cauce del río Darro, lo que es un grave peligro en el supuesto de una riada, que podría provocar daños considerables e importante” ha dicho Eva Martín, quien ha añadido que “esta situación se repite en los cauces de los ríos Monachil y Beiro, porque el actual equipo de gobierno en un año no ha hecho absolutamente nada”.

Así, ya que la competencia para la limpieza de los tramos urbanos de los ríos es municipal, la concejal popular ha pedido que, “ante la situación de absoluta dejadez por parte del equipo de gobierno socialista de la ciudad de esta tarea, se proceda a una intervención que consista en una limpieza integral de los cauces de los ríos Darro, Beiro y Monachil”, ya que “está claro que este gobierno no está en lo importante ni en lo que las familias necesitan”.