• El coordinador del Grupo Municipal Popular, Luis González denuncia el vandalismo imperante que reina en la ciudad de Granada en las últimas semanas que llega a afectar a bienes de propiedad privada ante la impotencia y desesperación de los vecinos
  • Exige la convocatoria de una Junta Local de Seguridad urgente para establecer un plan coordinado con la Subdelegación del Gobierno antes que Granada se convierta en una ciudad si ley
  • El alcalde no puede permanecer de brazos cruzados mientras los vecinos sufren la inacción de este Gobierno tránsfuga más preocupado en sus líos internos”

El Grupo Municipal Popular ha denunciado hoy el vandalismo imperante que reina en la ciudad de Granada en las últimas semanas que llega a afectar a bienes de propiedad privada ante la impotencia y desesperación de los vecinos. En concreto, tal y como ha detallado el coordinador del Grupo Municipal Popular, Luis González, el pasado fin de semana se produjo una importante quema de contenedores en distintas calles de la ciudad concentradas en el barrio de Los Periodistas donde, incluso, ha ardido un vehículo y una motocicleta.

“Por desgracia, cada fin de semana, estamos asistiendo a esta oleada de vandalismo que llega a provocar importantes pérdidas a vecinos de la ciudad” ha lamentado el edil quien ha solicitado una vez más una mayor presencia policial en nuestras calles. Una reivindicación que de momento el Gobierno tránsfuga no cumple y que está provocando que Granada se convierta en una ciudad sin ley.

Ante esta situación, el edil ha reiterado la petición hecha por el Grupo Municipal Popular hasta en dos ocasiones en la última semana para convocar una Junta de Seguridad que incluya a la Subdelegación del Gobierno para coordinar un dispositivo policial entre la Policía Nacional y la Policía Local que “nos permita devolver la normalidad a Granada”.

“El pasado viernes denunciamos una agresión en la vía pública a plena luz del día, el domingo la expansión de botellones y ruidos por toda la ciudad y hoy la quema de contenedores que afecta tanto a bienes personales de vecinos como al propio mobiliario urbano con un coste mínimo de entre 1.200 y 2.000 euros por contenedor” ha remarcado el edil quien considera imprescindible la celebración de este encuentro institucional porque el “alcalde no puede permanecer de brazos cruzados mientras los vecinos sufren la inacción de este Gobierno tránsfuga más preocupado en sus líos internos”.