• Ana Vanessa García, portavoz del PP de Granada: “supone una revisión integral del urbanismo andaluz, muy esperada, que aporta una reducción de trámites administrativos y orden legislativo”

 

  • Celebra que la nueva norma, desbloqueará los problemas urbanísticos de muchos municipios. “71 municipios de la provincia de Granada no tienen su planeamiento adaptado a la LOUA”, como consecuencia del “caos” provocado por las políticas socialistas “que hizo que todo el desarrollo de los pueblos de la provincia se quedase estancado”

 

  • Urbanismo y ordenación del territorio se incluirán en la misma ley e irán de la mano de forma irrenunciable con la protección del entorno natural, las acciones contra el Cambio Climático y con la Agenda Urbana 2030

 

La portavoz del PP de Granada y parlamentaria andaluza, Ana Vanessa García, ha celebrado la aprobación por parte del Gobierno Andaluz del proyecto de Ley de Impulso para la Sostenibilidad del Territorio de Andalucía (Lista), que significará para Andalucía, y por tanto para Granada, contar con un urbanismo y ordenación del territorio del siglo XXI. Así, desde el PP de Granada “aplaudimos la decisión valiente” del Gobierno de Juanma Moreno y de la consejera de Fomento, Marifrán Carazo, para sacar esta ley adelante, “muy reclamada por todos, especialmente por los vecinos de nuestra provincia y por los ayuntamientos”.

Dicho proyecto inicia ahora su trámite parlamentario, y García ha remarcado el trabajo desarrollado desde la consejería de Fomento, con Marifrán Carazo al frente, “estableciendo reglas claras y sencillas, adaptadas a la realidad actual, fáciles de entender y aplicar” y “poniendo fin a 20 años de maraña burocrática propiciada por el Partido Socialista”. Así, la Lista “supone una revisión integral del urbanismo andaluz y aporta una reducción de trámites administrativos y orden legislativo, que permitirá desbloquear los problemas urbanísticos de muchos municipios”.

La diputada autonómica ha considerado que la norma será “un revulsivo para la recuperación económica, ya que supondrá la creación de empleo gracias a la agilización de los trámites y el alivio de cargas innecesarias tanto en el caso de particulares como de las empresas”, a lo que se ha sumado que “también fijará la población”.

Ha indicado que la nueva ley, sigue las pautas marcadas por Europa, por lo que ahora “urbanismo y ordenación del territorio se incluirán en la misma ley e irán de la mano de forma irrenunciable con la protección del entorno natural, las acciones contra el Cambio Climático y con la Agenda Urbana 2030”. Además, mediante dicha norma, se “clarifican las competencias entre la Comunidad Autónoma y los ayuntamientos”, consensuado con la Federación Andaluza de Municipios y Provincias, FAMP, y el Consejo Andaluz de Gobiernos Locales.  Con la Lista “se destierra la época del ladrillazo y se protege el litoral andaluz mucho más que con la LOUA, Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía”, afirmó García, y ha añadido que también “se refuerza la disciplina urbanística, al contemplar la creación de un cuerpo de subinspectores e incluye el decreto ley de viviendas irregulares ratificado en el Parlamento andaluz”.

La parlamentaria andaluza ha considerado que los socialistas mantenían un sistema caduco, que suponía un verdadero entresijo administrativo y un caos legislativo que obstaculizaba la buena planificación del territorio andaluz. De hecho, ha incidido en que la dispersión que caracterizaba al actual escenario legislativo, genera inseguridad jurídica a ayuntamientos y particulares. “Sumió a promotores, particulares y a los ayuntamientos en un caos burocrático que hizo que todo el desarrollo de los pueblos de la provincia se quedase estancado. Una ley caduca, que hizo el PSOE, y que ellos mismos modificaron hasta en 15 ocasiones debido a la necesidad de una reforma profunda que no eran capaces de abordar por lo que iban poniendo parches” declaró, al tiempo que ha celebrado que, gracias al gobierno del cambio “por fin tenemos sobre la mesa un texto nuevo, consensuado con toda la sociedad y muy esperado, tanto por el propio sector, como por los ayuntamientos”.

“En Granada tenemos 71 municipios que no tienen su planeamiento a día de hoy adaptado a la LOUA. Tenemos hasta 22 municipios cuyo planeamiento en vigor son normas subsidiarias provinciales del año 1966. Esto es el caos, el callejón sin salida en el que el PSOE metió a los ayuntamientos, dejando  bloqueada Andalucía, y el desarrollo de nuestros pueblos y comarcas”, declaró. También como ejemplo de los problemas ocasionados por la LOUA, Ana Vanessa García ha referido que, hasta el momento, un promotor que quisiera desarrollar un proyecto tenía que pasar por 235 textos legales. Y todo ello sin contar con los Planes Generales de Ordenación Urbana, PGOU, que “en el caso de muchos ayuntamientos no han visto la luz a causa precisamente de esta maraña normativa que nos dejó el PSOE”.

Según ha detallado la portavoz del PP granadino, “los PGOU, que tardaban entre 8 y 10 años, pasarán ahora a sustituirse por una nueva norma que podrá aprobarse en 2 años”. De este modo “se establece un sistema dual de planteamiento que comprende el Plan General de Ordenación Municipal (lo que venía siendo el PGOU hasta ahora) para diseñar del modelo de ciudad pero sin descender a cuestiones concretas y de detalle, lo que hace más ágil y flexible el planeamiento; y el Plan de Ordenación Urbana, de ordenación de la ciudad existente, para dar respuesta a sus necesidades de regeneración y rehabilitación”.

También ha explicado que se crea la figura del Plan Básico de Ordenación Municipal, “muy importante para la provincia de Granada” más simple y fácil de tramitar, y que será de aplicación a los municipios de menos  de 10.000 habitantes que no sean litorales y no formen parte de aglomeraciones urbanas, salvo que la planificación territorial considere la conveniencia de su aplicación. “En nuestra provincia estamos halando de casi 150 municipios que se verán beneficiados por esta figura, que hará que se desbloqueen las tramitaciones, beneficiando, según indicó, a las comarcas del Poniente, Guadix, Baza, Huéscar o la Alpujarra”.