• El parlamentario andaluz Rafael Caracuel destaca la voluntad de diálogo de las partes con políticas de hechos en un claro compromiso con la UGR
  •  Como ejemplo, ha puesto sobre la mesa el aumento en cuanto a financiación por alumno se refiere que pasa de los 5191 a 6342 euros

 

El parlamentario andaluz Rafael Caracuel ha destacado esta mañana el compromiso con políticas reales del Gobierno de Juanma Moreno que han hecho posible que la financiación de la Universidad de Granada haya pasado de los 268 millones de euros en los últimos años a casi 362 M fruto del intenso de trabajo de diálogo y encuentro con los diferentes equipos de gobierno de la propia UGR como del compromiso de la Junta de Andalucía.

Caracuel ha destacado el nuevo modelo de financiación de las universidades públicas andaluzas que garantizan la suficiencia financiera, la equidad y la eficacia con un aumento del 22,2%. Como ejemplo, ha puesto sobre la mesa el aumento en cuanto a financiación por alumno se refiere que pasa de los 5191 a 6342 euros.

“Las universidades públicas andaluzas cuentan con un sistema de financiación a medio y largo plazo que ha sido debatido y negociado con toda la comunidad y que ha visto la luz tras años de abandono por parte de los gobiernos socialistas. En estos momentos, el Gobierno andaluz ultima ya la orden para aplicar dicho modelo, en la que se establecen criterios objetivos de reparto”

Asimismo, ha puesto en valor otra de las decisiones del Gobierno andaluz que pasa por la reprogramación de los fondos europeos para que las universidades cuenten con 21 millones de euros adicionales, cantidad con la que el incremento del presupuesto respecto a 2018 ascenderá al 15,44%. Una decisión que ha contado con el consenso de los rectores y rectoras de Andalucía que formaliza la voluntad de diálogo permanente de todas las partes.

“En definitiva, el Gobierno de Juanma Moreno se ha convertido en un aliado de las universidades públicas andaluzas y de los jóvenes que cursan sus estudios en ellas, frente a un Partido Socialista que las asfixió económicamente y les dejó una importante deuda”. En este sentido, ha hecho hincapié en el modelo que protagonizó el socialismo andaluz hace 3 años. “Dijeron que se acabarían las becas, que se iban a reducir beneficios adquiridos. Asustaron con falsos augurios a profesores, alumnos, a la comunidad educativa en general. Tres años después ha mejorado la financiación, ha aumentado el presupuesto y ha mejorado la inversión por alumno en una clara apuesta por la formación universitaria”.