• Los vándalos se llevaron las flores, las velas y otros enseres así como intentaron forzar la caja de los donativos

 

  • Los muros del Convento de las Madres Carmelitas también han aparecido llenos de pintadas

 

  • César Díaz y Pepa Rubia exigen al alcalde que deje de perder tiempo confrontando con otras administraciones y trabaje para restablecer la normalidad en una ciudad con graves problemas de convivencia

 

El portavoz del Grupo Municipal Popular, César Díaz ha condenado hoy los ataques vandálicos al Santísimo Cristo de los Favores y ha exigido al alcalde mayor vigilancia policial en el barrio del Realejo.

Tal y como ha denunciado la Hermandad de Los Favores, el monumento, auténtico emblema del barrio y de la ciudad, está sufriendo una ola de vandalismo que “como representantes públicos no podemos tolerar.”

En concreto, la hermandad ha denunciado el robo de las bombillas, las macetas, las velas que dejan los devotos y demás enseres en un ataque en que, incluso, se ha forzado la hucha en la que se dejan donativos.

“Desde el PP lo venimos denunciando desde hace meses, Granada está sufriendo un deterioro de la convivencia sin precedentes que requiere de una actuación específica” ha dicho Díaz quien, desde el pasado verano, ha solicitado en innumerables ocasiones la celebración de una Junta Local de Seguridad.

Sin embargo, ha lamentado, el alcalde “hace oídos sordos a una realidad que nos encontramos en cada barrio que visitamos y es que Granada se está convirtiendo en una ciudad insegura donde los vándalos, los ruidos, los botellones, se extienden calle a calle”.

Por su parte, la concejal popular, Pepa Rubia, ha asegurado que la agresión al Cristo de los Favores no es el único suceso de esta semana en el Realejo. En este céntrico barrio de Granada también se produjo un ataque a golpe de spray en los muros del Convento de las Madres Carmelitas.

“Son muchas las quejas que recibimos por parte de los vecinos. Pintadas, suciedad y botellones, por desgracia, forman parte de su día a día por lo que el equipo de Gobierno tránsfuga debe reaccionar cuanto antes” ha añadido la edil.

En concreto, Pepa Rubia presentó un ambicioso plan en su día para la limpieza de grafitis más de un centenar de espacios de la ciudad. Sin embargo, con la llegada del PSOE, lo único que sabemos de ese proyecto es que se ha quedado paralizado, como toda la gestión de la ciudad.

Por todo ello, ambos ediles han exigido al alcalde que, en lugar de andar confrontando con otras administraciones, se ponga a trabajar para resolver las reivindicaciones de los granadinos. “En lugar de andar enredando con asuntos que no son de su competencia que atienda a estos vecinos que en varias ocasiones le han reclamado soluciones y no les ha dado respuesta