• El portavoz del Grupo Municipal Popular del Ayuntamiento de la ciudad, César Díaz, critica que PSOE y UP “deberían combatir aquello que sí representa un sentimiento compartido en la ciudadanía, que es lo sucia y lo abandonada que está la capital”
  • El coordinador del Grupo Municipal Popular del Consistorio, Luis González, reseña que Granada “necesita una mejor limpieza, un mejor turismo, una mejor calidad en sus actividades económicas, un mejor transporte, lo que no necesita es gastar dinero estéril en compromiso con la izquierda radical”

El Grupo Municipal Popular del Ayuntamiento de Granada critica la situación de abandono y dejadez de la ciudad, la cual se encuentra cada vez más sucia y sufre más episodios de inseguridad, mientras lamenta la decisión del equipo de gobierno socialista y de sus socios, la izquierda radical de Unidas Podemos (UP), que han destinado una partida en los nuevos presupuestos de la capital para cambiar el nombre de calles, en lugar de crear dotaciones económicas orientadas a resolver los problemas reales de la ciudadanía.

Así lo han expresado los ediles del Grupo Municipal del PP, César Díaz y Luis González. El portavoz del Grupo Popular, César Díaz, ha criticado que estas son las prioridades del gobierno socialista de Granada, la cual, “en lugar de optar por conseguir la Escoba de Platino por lo limpia, es una firme candidata el recibir el escobazo por sucia”.

Díaz ha denunciado que “cada día tenemos un nuevo episodio de seguridad”: robos en comercios; barrios a escasos metros de la comisaría principal del Cuerpo Nacional de Policía que están atemorizado y se sufren una y otra vez saqueos; taxistas que se juegan la vida en nuestras calles; ocupas que amenazan al vecindario; una Policía Local que ni está ni se le espera, en definitiva, “un deteriorito de la convivencia y una ciudad que se observa abandonada y que pierde competitividad”.

El edil popular ha afeado que “el alcalde socialista de la ciudad y sus camaradas de la izquierda radical, en lugar de dedicar todo su tiempo en tratar de resolver todos estos problemas que es en realidad lo que preocupa a los granadinos, se dedican a cambiar el nombre de calles, cuyos vecinos, en muchos casos, ni saben, ni les interesa a que deben su nombre”.

César Díaz ha mostrado su hartazgo ante la actitud socialista de “distraer la atención pública y, sobre todo, los esfuerzos y los recursos públicos en fomentar la división y en rescatar el enfrentamiento entre ciudadanos” y ha sugerido que “en su lugar, deberían combatir aquello que sí representa un sentimiento compartido en la ciudadanía, que es lo sucia y lo abandonada que está Granada”.

El portavoz popular ha reprochado “el sectarismo más radical se apodera del alcalde socialista de la ciudad y de todo su equipo de gobierno”, mientras que la inflación está por las nubes, hay atracos y robos todos los días, se ve el abandono de nuestros parques y jardines, existe suciedad y pintadas callejeras que tanto afean la ciudad…y “estos socialistas y comunistas, con el alcalde a la cabeza, desviando la atención y el malestar ciudadano por el estado de abandono y la dejadez en que se encuentra nuestra ciudad”. Además, César Díaz ha cuestionado si “de verdad estos socialistas y comunistas que nos gobiernan en Granada consideran que esto es lo que realmente les preocupa a los granadinos”.

Por su parte, el coordinador del Grupo Municipal Popular, Luis González, ha manifestado que la ciudad de Granada necesita una mejor limpieza, un mejor turismo, una mejor calidad en sus actividades económicas, un mejor transporte… pero “lo que no necesita es gastar dinero estéril en un compromiso alcanzado con la izquierda radical”.

Según González, “no es prioritario el cambio de la denominación de sus calles, al igual que no se necesita destinar dinero a actividades propias de otros tiempos”, ya que “estamos en el siglo veintiuno y Granada necesita pensar en el futuro y dejar de vivir en el pasado”.