• Rafael Caracuel, parlamentario andaluz del PP, defiende que gracias al trabajo, compromiso y capacidad de diálogo del PP el Parlamento de Andalucía ha dado luz verde a la norma “pionera” que reconoce y blinda el trabajo de los docentes

 

  • Recuerda que la formación ya presentó esta Ley estando en la oposición y aplaude su aprobación que beneficiará a todos los docentes andaluces, independientemente del centro en el que trabajen

 

  • Ha defendido que el carácter reformista, el diálogo y consenso a favor de la defensa de los intereses de los andaluces continuará en la hoja de ruta del Gobierno de Juanma Moreno durante la legislatura

 

Gracias al compromiso, el talante dialogador y el trabajo realizado por el PP con Juanma Moreno al frente durante todos estos años el Parlamento Andaluz ha dado luz verde a la Ley de Reconocimiento de Autoridad del Profesorado, con la que además de reconocer el gran trabajo realizado por los docentes, se dignifica su labor y se dota de herramientas jurídicas para garantizar el desarrollo de sus funciones en un clima de orden y respeto. Así lo ha considerado esta mañana el parlamentario andaluz del PP por Granada, Rafael Caracuel, quien se ha congratulado tras la aprobación en el hemiciclo andaluz de dicha norma “pionera”, constatando el compromiso del PP y del Gobierno de Juanma Moreno con una reivindicación histórica del profesorado “abanderada desde siempre por nuestra formación, que ya presentó esta Ley estando en la oposición”.

Tal y como ha explicado Caracuel, todos los docentes andaluces, independientemente del centro en el que trabajen, ya sea público, concertado o privado, se beneficiarán de dicho reconocimiento de autoridad.  La asistencia jurídica incluye al profesorado de los centros de titularidad pública, ya que corresponde al titular del centro y, en el caso de la asistencia psicológica, “se amplía también al de los centros concertados”.

Caracuel ha explicado que la norma beneficiará también al personal de administración y servicios (PAS) de los centros públicos y concertados, que, sin el reconocimiento expreso de autoridad, gozará, en el ejercicio de sus funciones, de medidas de protección similares a las del profesorado.

El diputado autonómico del PP ha detallado que, en virtud de la mencionada norma, los informes y declaraciones de los docentes, en el ejercicio de sus funciones, gozarán de presunción de veracidad y tendrán valor probatorio, incluyendo específicamente esta presunción de veracidad en el caso de las evaluaciones.  El profesorado se beneficiará de asistencia jurídica y psicológica, reconociendo y dignificando así su labor profesional.

A juicio de Caracuel, el PP ha evidenciado que los acuerdos son posibles cuando se prima el interés general de los andaluces por encima de las cuestiones partidistas, al tiempo que ha asegurado que el ritmo reformista y el diálogo transversal seguirán siendo la hoja de ruta del Gobierno andaluz durante la legislatura