• El concejal y presidente de los populares armilleros, Eloy López, lamenta que cuatro años después el gobierno socialista no haya cumplido el acuerdo plenario para dar su nombre a un espacio público de la localidad

 

  • “Es hora de que Armilla reconozca la figura de Miguel Ángel Blanco, de que el PSOE deje su actitud de confrontamiento y división. Es hora de enterrar políticas históricas de enfrentamiento, hora de enterrar las dos Españas y de sumar concordia, democracia, pluralidad y libertad”

 

El Partido Popular de Armilla denuncia la falta de explicaciones por parte de la alcaldesa de la localidad, la socialista Dolores Cañavate, ante el retraso para denominar una plaza o un parque de la localidad con el nombre de Miguel Ángel Blanco tal y como el pleno de Armilla aprobó por unanimidad en 2017 cuando aún la oposición podía elevar a pleno mociones y propuestas relativas al día a día del municipio.

“Han pasado cuatro años desde que esta propuesta fuera aprobada en pleno por todos los grupos políticos, y el PSOE de Armilla y la alcaldesa Cañavate todavía no han encontrado ocasión para rendir este homenaje”, ha manifestado el concejal y presidente de los populares en la localidad de Armilla, Eloy López, quien lamenta como año tras año el gobierno socialista del consistorio si ha tenido tiempo para, años después de la propuesta, inaugurar un parque de ocho mil metros cuadrados con el nombre de un político republicano u organizar homenajes a la memoria histórica “en la que tan solo han tenido cabida banderas republicanas”.

López añade, además, que no se trata de un hecho aislado ya que se han inaugurado otras calles y pistas deportivas en el municipio a los que no se le ha puesto el nombre que todas las fuerzas políticas en su momento consensuaron “ante el silencio bochornoso que mantiene la primera edil ante una declaración institucional que se aprobó para honrar la memoria a la libertad y la dignidad por encima del miedo y que ha guardado en un cajón”.

Por ello, los populares vuelven a reclamar al ayuntamiento de Armilla, y a su alcaldesa, que respete este acuerdo y encuentre ocasión para inaugurar un espacio público de relevancia con el nombre de Miguel Ángel Blanco24 años después de su asesinato a manos de ETA. “Es hora de que Armilla reconozca la figura de Miguel Ángel Blanco. Es hora de que el PSOE deje su actitud de confrontamiento y división. Es hora de enterrar políticas históricas de enfrentamiento; hora de enterrar las dos Españas y de sumar concordia, democracia, pluralidad y libertad”, ha concluido.