• Elevarán una moción al Pleno para exigir al gobierno socialista en el municipio que “recapacite y proceda a bajar los impuestos municipales que soportan los bastetanos, en especial el IBI y la tasa de basura”

 

  •   Los populares afirman que los vecinos de Baza pagan anualmente más de 10,3 millones de euros entre impuestos y tasas, algo que consideran     “desproporcionado con la economía y situación del municipio”

 

El grupo popular en el Ayuntamiento de Baza elevará una moción al Pleno para solicitar al equipo de gobierno socialista, ahora que se están      elaborando los presupuestos del 2022, que “recapacite y proceda a bajar los impuestos municipales que soportan los bastetanos, en especial el IBI y la tasa de basura”.  Así lo ha trasladado su portavoz, María Luisa Velázquez, indicando que los populares pretenden de este modo contribuir a aliviar la economía de los vecinos de Baza tras el impacto socioeconómico de la pandemia.

Tal y como ha indicado, “en el año 2020 vimos como estos impuestos y tasas experimentaron una espectacular subida: el IBI en un 15% y la tasa de basura una subida superior al 22%”. Por ello, ha considerado que “no deben caer en saco roto las manifestaciones de los bastetanos en contra de la subida de impuestos y de la desproporción de liberaciones de concejales socialistas en los peores momentos de nuestra reciente historia”.

Velázquez ha relatado que “la   economía   bastetana   se   ha   visto fuertemente sacudida por el impacto de la pandemia afectando a nuestros empresarios, autónomos, comerciantes, hosteleros, agricultores…, así como a muchas familias que han atravesado o siguen viviendo situaciones difíciles”. De ahí la iniciativa de los populares para reducir las cargas fiscales, contribuyendo a aliviar las economías familiares y también la de muchos pequeños y medianos negocios.

La portavoz del PP en el consistorio bastetano, ha declarado que “en nada ayudan los sablazos fiscales impuestos por el Gobierno de España”, aludiendo a la “subida constante de la luz, el gas, el butano, con el consecuente incremento considerable en el precio de productos básicos, y en general de todos los servicios, poniendo en peligro la supervivencia de gran número de negocios y empleos en Baza”.

Tal y como ha indicado Velázquez, en el último Pleno municipal, concretamente en la Cuenta General de 2020, “se han puesto de manifiesto datos tales como que, de 2020 a 2021, Baza ha experimentado una reducción considerable en el padrón municipal, pues de 20.686 habitantes ha pasado a tener en fecha 1 de enero de 2021 20.286 habitantes, es decir 403 habitantes menos”.

A su juicio, todos   estos   datos   deben   ser   tenidos   en   cuenta   a   la   hora   de   elaborar los Presupuestos de 2022. “Es el momento de que nuestro Ayuntamiento reconsidere su política de presión fiscal, es el momento para reconducir la situación y escuchar a la ciudadanía que insistentemente viene solicitando una bajada de   impuestos o, al menos, que se reduzcan ese 15% de subida del IBI y el 22% de la tasa de basura que fue aplicada en el 2020”.

“Es el momento de que el equipo de gobierno socialista haga un esfuerzo y proceda a bajar los impuestos y tasas municipales, aunque ello implique la renuncia a la subida de los sueldos que, nada más constituirse la nueva corporación municipal fue acordada exclusivamente con su voto a favor”, declaró.

En esa misma línea la presidenta del PP en la localidad, María José Martín, ha resaltado el trabajo del grupo municipal del PP en el consistorio bastetano, velando por el interés de los vecinos con propuestas como la solicitud al gobierno de Sánchez para bajar el recibo de la luz o la dirigida al gobierno local socialista para bajar los impuestos y tasas municipales. Martin ha criticado que el gobierno socialista de Baza “ha duplicado los impuestos a los bastetanos en los últimos 15 años”.

En contraposición, ha afirmado que “las administraciones donde gobierna el Partido Popular están reduciendo los impuestos a los ciudadanos”.  Como ejemplo ha citado las “políticas de bajada masiva de impuestos que, desde el primer momento, ha puesto en marcha el gobierno de Juanma Moreno, como la bonificación del 99% del impuesto de sucesiones y donaciones de padres a hijos o la reciente aprobación de la Ley de Tributos Cedidos, impulsando la tercera bajada fiscal desde su llegada al ejecutivo autonómico, reduciendo los tipos de IRPF y bajando el 25 % en el impuesto de sucesiones y donaciones a hermanos, tíos y sobrinos”. Medidas que “contribuyen a la reactivación económica, convirtiendo a Andalucía en una tierra más atractiva para la inversión y líder en la creación de oportunidades y empleo”.

“Los bastetanos cada día son más conscientes de que allí donde hay un gobierno del Partido a Popular hay gestión, transparencia y prosperidad con medidas que facilitan el día a día de sus vecinos”, concluyó María José Martín.