• La portavoz local, Pilar Jiménez, reprocha al gobierno local siga haciendo caso omiso a la petición que el PP elevó al pleno para bajar el precio de la tasa y mejorar el servicio

 

  • Critica la inacción de los socialistas a pesar del malestar vecinal puesto que al elevado coste de la tasa se suma la inexistencia de servicio de retirada de vehículos para los casos en los que no se respeten los vados autorizados

 

  • La portavoz insiste al gobierno local para que estime la petición del PP, bajen dicho precio y se preste un servicio adecuado a las necesidades de los vecinos de Jun

 

La portavoz del PP de Jun, Pilar Jiménez, ha criticado que el gobierno socialista en la localidad impone a los vecinos la tasa por vado permanente “más cara del área metropolitana” y además el servicio es deficiente puesto que no cuenta con medios para la retirada de vehículos que no respetan los vados autorizados. Los populares han instado al consistorio a revisar dicha tasa y mejorar el servicio pero hasta el momento, el gobierno local ha hecho “caso omiso” a su petición. “Hacen oídos sordos”, a juicio de Pilar Jiménez, porque “es una petición del PP y le supondría recaudar menos”.

Así lo ha indicado la portavoz del PP local, quien ha recordado ya en el pleno ordinario del pasado 10 de junio, “propusimos la revisión de la tasa de los vados permanentes, al comprobar que tenemos la tasa más alta del área metropolitana, llegando a cuadriplicar el importe estipulado en algunas tasas de localidades vecinas”. A ello le ha sumado que “no disponemos de servicio de retirada de vehículos para los casos en los que no se respeten los vados autorizados” y el ayuntamiento “tampoco garantiza que los vecinos puedan girar debidamente al entrar o salir de sus garajes en el caso de las calles estrechas pintando una línea amarilla que prohíba el aparcamiento en la acera de enfrente”. La portavoz del PP en la localidad ha aseverado que la conjunción de estas circunstancias genera malestar vecinal, “al soportar un elevado coste que los vecinos entienden que no sirve para nada” ya que “en el caso de tener sus vados bloqueados, no obtienen solución para el acceso a sus propiedades”.

Por ello, detalló, el PP local propuso en pleno revisar y adecuar el coste de las tasas, adoptando además las medidas necesarias para garantizar “que se cumpla con la finalidad para que está creada la figura del vado y evitar así que puedan acontecer situaciones desagradables entre vecinos”.

Según los datos de la portavoz, “en Jun se pagan 120 euros el primer año para pagar la tasa y la placa y, a partir del segundo año, 90 euros”. Así ha confrontado estos datos con los que, según declaró, existen en Pulianas, donde se paga “una media de entre 25 y 27 euros por coche y año”, Alfacar, donde existe “una tasa fija de 50 euros anuales” o en Maracena, donde el importe es de “54,09 euros al año”, apuntó Pilar Jiménez. Por todo ello, la edil y portavoz del PP en la localidad ha exigido al gobierno socialista de Jun que estime la petición que los populares han elevado ya al Pleno para bajar dicha tasa y mejorar el servicio que se presta a los vecinos de Jun.