• Los populares alertan sobre el estado de “abandono” del Punto Limpio, donde la basura está esparcida por todas partes “sin control” por parte del gobierno local
  • Cristina Marín: “No podemos quedarnos impasibles viendo cómo el actual gobierno local, bajo la batuta del PSOE, convierte un proyecto que contribuye a la mejora del medio ambiente en todo lo contrario, un vertedero donde la basura se esparce por todas partes, acumulándose y formando posibles focos de infecciones, alergias y ratas”

El Partido Popular de Monachil ha presentado una denuncia ante el Defensor del Pueblo Andaluz en contra del alcalde de la localidad, el socialista José Morales, y el concejal de Medio Ambiente y portavoz de IU, Francisco Álvarez, por “poner en riesgo” la salubridad de los monachileños ante el “alarmante estado de dejadez” del espacio destinado a Punto Limpio en el municipio.

Tal y como ha puesto de relieve la portavoz local del PP, Cristina Marín, el Punto Limpio lleva 17 meses cerrado “sin ningún motivo que a priori impida su apertura”, más allá de la “inacción y el poco interés” del alcalde socialista y su equipo de gobierno. “Los desechos están dispersos por cualquier sitio y no almacenados en sus contenedores correspondientes, formando montículos de basura por las calles de Monachil, lo que conlleva un profundo deterioro de la imagen de nuestro municipio”, ha alertado Marín.

Esta situación ha llevado a los populares a formular una denuncia ante el Defensor del Pueblo Andaluz por el “abandono” del Punto Limpio y las consecuencias “negativas” para los vecinos, por el “riesgo de insalubridad” que conlleva la acumulación de basura “sin control alguno”.

Cristina Marín ha recordado que, cuando se puso en marcha el Punto Limpio de Monachil con la corporación del PP en marzo de 2013, se trataba de un proyecto “ilusionante, que velaba por el medio ambiente, para que nos posicionásemos como un municipio limpio, cuidadoso y respetuoso con nuestro entorno”.

“Este espacio verde venía a dar solución a las continuas demandas de nuestros vecinos, al disponer de contenedores para la recogida de los llamados residuos especiales del hogar, como escombros de pequeñas obras, electrodomésticos y muebles. También contaba con depósitos para pilas, aceites usados, restos de podas y de ganaderías, e incluso, se realizaba un servicio gratuito de recogida de residuos en los centros educativos de Monachil”, ha explicado la portavoz popular.

Marín ha añadido que el “objetivo primordial” de la Concejalía de Medio Ambiente durante el mandato del PP fue “abrir este recinto” al considerarlo “imprescindible” para que los ciudadanos del municipio pudieran colaborar en el mantenimiento del medio ambiente al depositar en sus instalaciones los residuos de origen doméstico.

“Por eso no podemos quedarnos impasibles viendo cómo el actual gobierno local, bajo la batuta del PSOE, convierte un proyecto que contribuye a la mejora del medio ambiente en todo lo contrario, un vertedero donde la basura se esparce por todas partes, acumulándose y formando posibles focos de infecciones, alergias y ratas”, ha recriminado la dirigente del PP de Monachil.

Cristina Marín ha subrayado que “la gestión inadecuada” de los residuos puede contaminar el agua, el suelo y el aire, afectar a los ecosistemas y a la salud humana.