• La portavoz del PP en Monachil, Cristina Marín: “La pérdida de una nueva subvención nos recuerda que estamos en manos de un gobierno local que no solo no hace nada amparándose en la repetida frase no hay dinero, sino que lo poco que gestiona lo echa a perder”

 

El Partido Popular de Monachil ha denunciado la ineficacia de las políticas del gobierno municipal que deja de hacer inversiones y hasta pierde subvenciones cuantiosas “por no hacer sus deberes a tiempo” lo que contribuye a ralentizar el avance del municipio.

La portavoz en la localidad, Cristina Marín, ha relatado que en 2018 se concedió al Ayuntamiento de Monachil una subvención por importe de 21.912,19 euros para dar la solución a su accesibilidad y para la realización de un aseo en el edificio consistorial.

 

Según Marín, tras haber agotado todos los requerimientos y plazos concedidos para que el equipo de gobierno aportara y subsanara todas las incidencias detectadas, y ante la falta de respuesta a los requerimientos por parte del Ayuntamiento de Monachil, la Dirección General de Personas con Discapacidad e Inclusión inició en marzo el expediente de reintegro por importe 24.595,70 euros correspondientes a los 21.921,19 euros de la subvención concedida más los intereses de demora.

 

“Son el colmo de la incompetencia: 4 años no han sido suficientes para que el equipo de gobierno subsane todas las incidencias detectadas, desde la ausencia de los gastos y facturación de las obras, pasando por la falta de justificación de los gastos del IVA, hasta las deficiencias técnicas en cuanto al aseo accesible o la plataforma elevadora de acceso a la casa consistorial”.

 

Cristina Marín ha señalado que “la referida cantidad figuraba en la Agencia Tributaria de Andalucía como deuda en vía ejecutiva, es decir nuestro ayuntamiento aparecía como deudor con la Hacienda Autonómica, lo que provocaba la denegación de cualquier otra subvención que se solicitara, con el consiguiente perjuicio para la localidad”.

 

La popular ha lamentado que desde el Ayuntamiento se actúe con tan poca diligencia “por desgracia, la pérdida de una nueva subvención nos recuerda que estamos en manos de un gobierno local que no solo no hace nada amparándose en la repetida frase no hay dinero, sino que lo poco que gestiona lo echa a perder, suponiendo un enorme gasto que tendrá que ser sufragado por las arcas municipales. Es decir, por todos”.