• César Díaz, portavoz del PP en el Ayuntamiento considera que con la incorporación de Luis Salvador al “gobierno de los tránsfugas”, Francisco Cuenca, ha hipotecado el futuro de Granada
  • “El chiringuito del verano” que “se le va a montar a Luis Salvador con la indolencia del equipo de Cuenca, revela la estrategia urdida entre Ferraz y Espadas. Este es el nuevo PSOE Andaluz”
  • “No vamos a participar de esta pantomima y pedimos que salgan a la luz los detalles, esa letra pequeña, que se va dando a conocer”

 

El portavoz del grupo popular en el Ayuntamiento de Granada, César Díaz, ha considerado esta mañana que con la incorporación de Luis Salvador al “gobierno de los tránsfugas”, el socialista Francisco Cuenca, ha “hipotecado” el futuro de Granada. Díaz se ha pronunciado tras seguir “desvelándose” lo que “estaba oculto en el pacto de la vergüenza”, es decir, la  “letra pequeña”, el “precio tan alto” que va a pagar la ciudad de Granada y gracias al que Cuenca ha conseguido los votos para su investidura. 

Díaz se ha pronunciado tras conocerse las áreas de gobierno que el PSOE ha otorgado a Salvador, que además contará con autonomía y estructura propia. A juicio del portavoz popular el “chiringuito del verano” que “se le va a montar a Luis Salvador con la indolencia del equipo de Cuenca, revela cuál es la estrategia que se tenía montada”. Una estrategia que “fue urdida entre Ferraz y Espadas”, el líder del PSOE Andaluz, y que evidencia, a juicio de los populares, lo que es el nuevo PSOE en Andalucía, “igual o peor que el anterior”. 

Díaz ha pedido explicaciones a Cuenca sobre “cuál es la estructura, el staff, la letra pequeña de ese pacto alcanzado con los tránsfugas de Granada”. Así ha insistido en conocer “el coste de ese chiringuito, el presupuesto y funciones de esa estructura” además de la relación transversal que va tener con el resto de las áreas que conforman el gobierno local.

César Díaz ha considerado, en base a los detalles conocidos hasta el momento, que delegar un área denominada Estrategia 2031, “es una especie de Vicealcaldía”. Algo que resulta cuanto menos contradictorio puesto que la estrategia la marca el alcalde. Por ello ha reclamado conocer qué implicación tendrá Salvador en el resto de áreas municipales. 

Además, ha lanzado una petición al resto de las fuerzas políticas para saber si van a ser cómplices de este gobierno “de tránsfugas”. En este sentido les ha instado a que “exijamos el cumplimiento del pacto antitransfuguismo” del que, hasta hace unas semanas, Luis Salvador “era principal adalid”, y ha pasado a “convertirse en protagonista”.

César Díaz ha asegurado que “desde el PP no vamos a ser cómplices, no vamos a participar de esta pantomima y pedimos que salgan a la luz los detalles, esa letra pequeña, que se va dando a conocer”. En este punto ha recordado que hace una semana se conoció que José Antonio Huertas ostentaría una tenencia de alcaldía, de manera que el gobierno de Cuenca “se sustenta en una persona tránsfuga de Ciudadanos, según lo consideró su propio partido”. Ello demuestra además la incoherencia e Cuenca, pasando de criticar continuamente la gestión de Huertas como concejal de deportes, a otorgarle las mismas competencias dentro de su gobierno. Al hilo, ha sumado que “hemos ido conociendo también el encaje del staff de Luis Salvador”. “A nivel nacional no conozco ningún gobierno que haya tenido más personas de confianza, siete, con menos concejales, dos”, prosiguió Díaz, insistiendo a los socialistas para que indiquen con claridad cuáles son todos los detalles del “pacto de los tránsfugas”.