• La concejal del Grupo Municipal Popular Pepa Rubia presenta una moción al próximo pleno municipal para continuar con el trabajo desarrollado por el anterior equipo de gobierno 
  • Rubia critica que “ha pasado un año y no sabemos absolutamente nada del PERGRA y tenemos ya aprobada la ley 7/2022 de Residuos y Suelos Contaminados para una Economía Circular”
  • La edil popular reprocha nuevamente “la dejadez y la falta de trabajo y de gestión en algo fundamental para nuestra ciudad”

El Grupo Municipal Popular presentará una moción en el pleno ordinario del mes de abril del próximo viernes para exigir al equipo de gobierno socialista de la ciudad que debe continuar con el trabajo ya iniciado y desarrollado por el Grupo del PP relativo al Plan Estratégico de Residuos de Granada 2020-2030 PERGRA 2030.

Así lo ha manifestado esta mañana en una rueda de prensa la concejal del Grupo del PP Pepa Rubia, quien ha explicado que “los planes estratégicos y los programas de residuos son instrumentos que desarrollan medidas encaminadas a la prevención de la generación de residuos, indicando la situación de la que partimos, es decir, el estado actual de la ciudad, y los objeticos que se deben de cumplir” y ha añadido que “todo ello, respetando las normativas específicas tanto europeas, estales o autonómicas, aplicables a cada uno de los flujos de residuos”

Según Pepa Rubia, para el Grupo Popular, y desde el área de Medio Ambiente, “fue fundamental poner en marcha nuestro plan estratégico y desarrollarlo, igual que lo tienen otras ciudades como Alicante o Vitoria”.

La edil del PP ha detallado que “se comenzó un intenso trabajo, ya que no existía ningún estudio previo anterior y, a mediados del 2020, se había redactado un documento, que es fundamental para la implantación de una verdadera economía circular en esta ciudad”. En abril de 2021 los técnicos de Medio Ambiente analizaron los pasos necesarios para la tramitación el Plan Estratégico de Residuos de la Ciudad de Granada y su puesta a disposición de todos los ciudadanos.

Este plan estratégico comenzó con un estudio detallado de nuestra ciudad, donde se pudo comprobar que se estaba muy lejos en porcentajes de recogida de residuos de selectiva para poder cumplir con los retos normativos europeos. Así, por ejemplo, los residuos municipales deben de estar reciclados al 55% en 2025, o el 65% de envases para ese mismo año. O en los vertederos, donde se prohíbe verter reciclables a partir del año 2030, pudiendo ir solo un 10% de los residuos municipales a vertedero en el año 2035. Y sin ningún planteamiento de lo que iba a ser la recogida selectiva en materia orgánica, para su implantación antes del 1 de julio del 2022.

También se comprobó que Granada es una de las ciudades con mayor producción de residuos municipales, donde, a diferencia de las ciudades del norte, que llevan años con el modelo de cinco contenedores, aquí aún se continúa con cuatro. Además, faltaban programas de concienciación y de educación y de incremento de la recogida de selectiva, entre otras cosas.

Todo ello, marcó los ejes fundamentales del plan estratégico que se elaboró “pensando las prioridades de la ciudad y, en primer lugar, se fijó mejorar la calidad ambiental de nuestra ciudad y perseguir la estrategia de residuo cero, favoreciendo la innovación y la mejora de la calidad de nuestros servicios”, ha indicado Pepa Rubia.

La concejal Popular ha reseñado que, siguiendo este plan estratégico,” pusimos en marcha, además de novedosos programas educativos en los colegios y de concienciación a través de los medios de comunicación, la recogida selectiva de puerta a puerta de vidrio en una amplia zona del centro de Granada; la recogida selectiva de cartón en los mercados municipales y en los comercios; el proyecto piloto en el distrito Zaidín llamado ‘SOS Reciclaje’; la apertura de las bocas de los contenedores amarillos para facilitar el reciclaje de envases; o la puesta en marcha del proyecto piloto de recogida selectiva de materia orgánica en cinco puntos de la ciudad, consiguiendo aumentar con todo ello y en poco tiempo los índices de reciclaje de todos los índices de selectiva y, por primera vez, tener un crecimiento negativo en el residuo orgánica-resto”.

Pepa Rubia ha remarcado que todo esto se hizo “con total transparencia y participación de los grupos políticos, a los que se les entrego borrador de este plan estratégico, foros de encuentro con diferentes colectivos, culminando esta exposición con la Comisión Ambiental que terminó en 2020, donde este plan estratégico se dio a conocer a todos los colectivos, agentes sociales y representantes de todas las administraciones”.

Pasado un año, “no sabemos absolutamente nada del PERGRA y tenemos ya aprobada la ley 7/2022 de Residuos y Suelos Contaminados para una Economía Circular, donde en su artículo 12 y posteriores habla de estos planes de prevención y de gestión de residuos, así como el artículo 9 del proyecto de Ley de Economía Circular de Andalucía, donde en su disposición transitoria cuarta habla de la obligatoriedad con la que cuentan las entidades locales de tener estos planes estratégicos, cuando su población sea superior a 5000 habitantes”, ha apuntado la concejal popular.

Rubia ha afeado nuevamente, “la dejadez y falta de trabajo y de gestión en algo fundamental en nuestra ciudad” por lo que “nos vemos obligados a exigir, a través de una moción, que se busque el impulso y publicidad que debe tener este plan estratégico elaborado por el anterior equipo de gobierno”.