• Inmaculada Hernández, alcaldesa de la Zubia: “Han ido contando otras excusas, pero la realidad es que han pactado con el PSOE, con el que han discrepado sin descanso en la pasada legislatura, única y exclusivamente pensando en sus intereses personales, que veremos con el tiempo, y en su posible rédito político”

 

  • Jorge Saavedra, secretario general del PP de Granada, ha destacado la “brillante gestión” de Hernández, a quien ha mostrado “nuestro absoluto apoyo”, y critica que quieran “desbancar” a una alcaldesa que trabaja, gestiona y funciona por el mero hecho de que “les molesta que le haga sombra”

 

“Detrás de la moción de censura de la Zubia, no hay más que intereses partidistas y la traición y deslealtad de Ganar la Zubia, que el PSOE ha aprovechado para urdir una moción de censura y echar a un gobierno que gestiona y funciona”.  Así lo asegura Inmaculada Hernández, alcaldesa del municipio con motivo de su comparecencia, junto al secretario general del PP de Granada, Jorge Saavedra, quien ha trasladado el “absoluto apoyo” del PP granadino a Inmaculada Hernández, “excepcional alcaldesa, que está realizando una gran gestión y pretenden arrebatarle la alcaldía mediante esta moción porque la izquierda es consciente de que les ha colocado el listón muy alto”.

El secretario general de los populares granadinos ha criticado que “quieran desbancar a una alcaldesa que se ha dejado la piel por el bien de sus vecinos y ha realizado una “brillante” gestión. Todo ello por el mero hecho de que les molesta que “el buen hacer de Inmaculada Hernández les hace demasiada sombra”. A ello le ha sumado que ninguno de los partidos firmantes de dicha moción han alegado justificación convincente para rubricar la misma, sino únicamente excusas. Por ello ha augurado que esta sinrazón será “el fracaso” de la izquierda en La Zubia en las próximas elecciones municipales.

“Los vecinos saben que quien funciona en La Zubia es el PP y eso la izquierda no lo puede soportar”, declaró Saavedra, al tiempo que ha apelado a primar “la cordura” y el “interés de los vecinos” de la Zubia para que “no se consume la traición” y el PSOE no arrebate la alcaldía a un gobierno que gestiona y funciona.

Hernández ha referido que ha sido el portavoz de Ganar La Zubia, quien personalmente le ha confesado que habían adoptado la decisión de romper con el gobierno local conscientes de que “nuestra gestión es buena y cuenta con la aprobación vecinal”, lo que les hace temer que desde el PP “revalidemos la alcaldía con mayoría absoluta y su formación se diluya”. Es decir, porque el PP les estaba “eclipsando”, declaró Hernández en su comparecencia.

La primera edil asegura que “han ido contando otras excusas, pero la realidad es que han pactado con el PSOE, con el que han discrepado sin descanso en la pasada legislatura, única y exclusivamente pensando en sus intereses personales, que veremos con el tiempo, y en su posible rédito político”. Por ello “queremos que los vecinos sepan la verdad de lo que ocurre. Aquí no hay incumplimientos de los acuerdos del pacto de gobierno, tal y como han intentado hacer ver, aquí tan solo tenemos el miedo de Ganar la Zubia y un PSOE que ha aprovechado la oportunidad para hacerse con la alcaldía, después de haber realizado una gestión desastrosa en el municipio”.

Hernández ha referido que cuando llegó al consistorio se encontró con unos presupuestos sin aprobar desde 2015. Por ello, el PP se fajó, deshizo la “maraña administrativa y jurídica” ocasionada por los anteriores gestores, aprobó dos presupuestos en 10 meses, reordenó la deuda financiera, ha reincorporado remanentes por importe de 6 millones de euros para inversiones y ya están adjudicados proyectos por valor de 4 millones. “Lo que ahora quieren Ganar la Zubia y el PSOE es recoger el fruto de lo que ellos han sido incapaces de hacer, atribuirse estos logros y sacarle rédito político”, prosiguió la alcaldesa y portavoz del grupo popular en la Diputación, quien también ve detrás de lo ocurrido la mano del secretario general de los socialistas granadinos, José Entrena, “como modo de vengarse por la oposición seria y fiscalizadora que estamos realizando en el gobierno de la Diputación Provincial, demostrando su evidente falta de proyecto político para Granada”.

La alcaldesa ha considerado que “intentan vender un paripé, cuando todos recordamos sus continuas peleas como socios de gobierno”. De hecho, “ya han evidenciado que no funcionan”, insistió en alusión a la abstención de cuatro concejales del PSOE durante el debate para aprobar los presupuestos en 2016 que puso fin al pacto de gobierno que facilitó entonces la alcaldía a Ganar La Zubia, que permaneció en un gobierno “precario” en minoría. Hernández ha asegurado que se va con la cabeza bien alta, con el convencimiento de haber trabajado con firmeza y pensando en el bien de sus vecinos, al tiempo que ha incidido en que los habitantes del municipio no olvidarán ni perdonarán esta moción de censura perpetrada sin más motivos que el interés político de la izquierda.