El concejal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Granada Francisco Fuentes expone que “desde el junio de 2022 que se instó la recisión de la concesión, aún no sabemos qué ha pasado y las instalaciones siguen deteriorándose”

Francisco Fuentes informa que esta situación “no está exenta de problemas jurídicos y económicos, ya que la empresa concesionaria tiene derecho a recibir una indemnización por las inversiones realizadas en las instalaciones y que pasarían a formar parte del patrimonio del Ayuntamiento”

Fuentes asevera que “hay que resolver esta situación antes de volver a hacer alguna concesión con cualquier empresa privada”

El Partido Popular en el Ayuntamiento de Granada denuncia la situación en la que a día de hoy se encuentran las instalaciones municipales del antiguo centro deportivo We, que permanecen cerradas, salvo los campos de fútbol, y que están sufriendo un evidente deterioro por el paso del tiempo, motivado también por la falta de cuidado y vigilancia.

Así lo ha manifestado esta mañana el concejal del PP en el Consistorio Francisco Fuentes, quien va a llevar a pleno una pregunta sobre la situación actual de la concesión y las previsiones que tiene el equipo de gobierno para regularizar la situación administrativa, al objeto de poner de nuevo en funcionamiento unas instalaciones que antes prestaban un gran servicio a la ciudad, con diferentes espacios para la práctica de varios deportes y el desarrollo de ocio para las familias y que, con el incremento de población en esa zona, pueden beneficiarse de nuevos usuarios.

Según ha informado Francisco Fuentes, “en junio de 2022 la Junta de Gobierno Local inició los trámites para rescatar la concesión, la cual fue abandonada por la empresa concesionaria en octubre de 2021 que, además, tiene una hipoteca con una entidad bancaria y una deuda con el Ayuntamiento por el impago del canon de casi 200.000€”.

Fuentes ha añadido que “también hemos conocido la sentencia de la sala del Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Granada, que confirma la del juzgado de lo Contencioso número 5, de fecha 4 de julio de 2019, por la que desestima la reclamación de la concesionaria sobre el restablecimiento del reequilibrio económico solicitado por la propia concesionaria”.

El edil popular ha expuesto que “esta resolución por parte del Ayuntamiento, aunque sea por incumpliendo de la concesionaria, no está exenta de problemas jurídicos y económicos, ya que la empresa concesionaria tiene derecho a recibir una indemnización por las inversiones realizadas en las instalaciones y que pasarían a formar parte del patrimonio del Ayuntamiento y, a su vez, el Ayuntamiento tiene derecho también a la indemnización por el abandono de la concesión y a reclamar las deudas pendientes en el concurso de acreedores, todo ello con la concesión hipotecada”.

Francisco Fuentes ha indicado que, por este motivo, “desde el junio de 2022 que se instó la recisión de la concesión, aún no sabemos qué ha pasado, las instalaciones siguen deteriorándose y cuanto más tiempo tarde en resolverse la situación administrativa, menos opciones habrá de que un inversor privado pueda asumir de nuevo la gestión del centro deportivo, ya que tendrá que realizar una inversión importante para poder prestar unos servicios de calidad para los ciudadanos”.

Así, Fuentes ha pedido al equipo de gobierno socialista de la ciudad “celeridad en los plazos y responsabilidad en las decisiones presentes y futuras que se puedan tomar para garantizar la viabilidad en la gestión de las instalaciones”, y ha concluido que “hay que resolver esta situación antes de volver a hacer alguna concesión con cualquier empresa privada”.