• Los populares piden al Ejecutivo de Pedro Sánchez que se establezca un plazo de dos años para el pago de la Participación de los Tributos del Estado en aquellos casos en los que la liquidación sea negativa
  • La finalidad es que los ayuntamientos no pierdan liquidez y atiendan con mayor celeridad las exigencias derivadas de la crisis sanitaria

El grupo popular en la Diputación de Granada defenderá en el próximo pleno provincial una propuesta instando al Gobierno de España a que realice las modificaciones legales necesarias para que se autorice y articule a los ayuntamientos granadinos una moratoria o fraccionamiento de pago en los importes a devolver por la liquidación negativa de la Participación de los Tributos del Estado.

O bien, los populares proponen que el Ejecutivo de Pedro Sánchez contemple un diferimiento en el pago de estos impuestos de dos años con la finalidad de que los ayuntamientos de la provincia de Granada “no pierdan liquidez y atiendan con mayor celeridad las exigencias provocadas por el estado de alarma y la crisis sanitaria, y al propio desajuste en la liquidación de esta fuente de financiación tan importante para los ayuntamientos”.

Según ha defendido la portavoz del grupo popular en la Diputación granadina, Inmaculada Hernández, los ayuntamientos de nuestra provincia han tenido que hacer frente a un “considerable” incremento de gastos relacionados con la asistencia social a los vecinos, garantías alimentarias y adquisición de equipos de protección, limpieza, desinfección y demás necesidades sobrevenidas en el marco de la crisis sanitaria, económica y social provocada por el Covid-19. 

La Ley reguladora de las Haciendas Locales establece que cuando la liquidación de la Participación de los Impuestos del Estado (PIE) tiene un resultado “negativo” se determinarán “plazos especiales y reglas concretas de devolución de estos saldos favorables al Estado” por parte de los ayuntamientos, tal y como se recoge en la Ley de Presupuestos Generales del Estado.

“No son pocos los ayuntamientos granadinos que se pueden encontrar en una situación de liquidación negativa, la cual le puede provocar una reducción en su liquidez, máxime cuando están viviendo una regresión en la actividad económica de su municipio a consecuencia del Covid-19, acompañado de un incremento de obligaciones atendidas desde los consistorios”, ha explicado Inmaculada Hernández.

Por todo ello, los populares solicitan que se pacte “una moratoria o un diferimiento en su pago de dos años” en la devolución de esas diferencias en la liquidación definitiva de la Participación en los Tributos Estatales “cuando sea negativa”. “Y que todo ello se refleje en la normativa que regula la participación de las corporaciones locales en los tributos del Estado”, ha aludido la portavoz del grupo popular.

Asimismo, el grupo popular confía en el “respaldo unánime” de la corporación provincial y el apoyo del gobierno de la Diputación de Granada, una vez más, “para salvaguardar a los ayuntamientos de la provincia”.