• Los populares celebran el paso atrás del equipo de gobierno “tras intentar cargar sin justificación alguna a cada uno de los vecinos los costes de urbanización pendientes”
  • El diputado provincial, Antonio Narváez, denuncia la imprecisión, incompetencia y falta de gestión del primer edil, el socialista Nazario Montes, para sembrar tranquilidad entre los propietarios. Reclama celeridad para que defina cómo y cuándo va a acabar las obras de urbanización del residencial

 

El Partido Popular de Granada denuncia la situación de bloqueo en la que se encuentran los vecinos de la urbanización Santa Clara Golf y las consecuencias que ello está teniendo para el desarrollo económico del municipio por la “deficiente gestión urbanística que está haciendo el socialista Nazario Montes al frente del Ayuntamiento”. Así lo ha expresado el diputado provincial, Antonio Narváez, que ha relatado la “cadena de despropósitos” que están viviendo los residentes desde el pasado mes de Abril.

Narváez se ha remontado a la sesión plenaria celebrada ese mes donde se aprobó, con el voto a favor de PSOE y el voto en contra del resto de partidos políticos (PP, IU, Ciudadanos y VOX), la imposición de cuotas de urbanización para la finalización  de las obras de urbanización del Sector 3 de la urbanización Santa Clara Golf por un importe superior a los 8 millones, de los que 3,6 M  correspondían al proyecto técnico de red subterránea de media tensión, centros de transformación y red subterránea de distribución de baja tensión. Unas obras que implicaban la aplicación de unas cuotas de urbanización a todos los propietarios de inmuebles y solares de la citada urbanización a razón de cerca de 40 euros por cada metro cuadrado edificable de cada parcela.

El popular ha señalado como, por ejemplo, un vecino con una parcela estándar de 500 metros con una edificabilidad del 40% tenía que hacer frente al pago de cerca de 7800 euros. “El alcalde pretendía imponer ese pago a todos los vecinos, incluidos los propietarios que llevan más de 15 años en la urbanización con todos los servicios urbanísticos prestados”.

Una sinrazón, asegura, que el ayuntamiento ha tenido que rectificar en otro pleno celebrado en septiembre donde se anulaba la imposición de las cuotas de urbanización. “Dada la colosal cifra que el Ayuntamiento de Otura pretendía repercutir, los vecinos, de forma voluntaria, se organizaron y registraron en el consistorio abundante documentación relativa a certificados de instalaciones eléctricas, actas de operaciones, actas de inspección y puestas en servicio de las instalaciones que el Ayuntamiento pretendía construir poniendo de manifiesto los graves errores de redacción del Proyecto de electrificación del Sector 3 contratado en Junta de Gobierno Local  y que ha costado al municipio más de 80 mil euros”. Un movimiento vecinal, ha dicho, que ha propiciado que el gobierno local tuviera que rectificar en su intento de cargar el coste de urbanización a todos los vecinos por igual, incluso a aquellos de zonas ya urbanizadas desde hace años.

“PEDIMOS CERTIDUMBRE”

Tras esta sucesión de hechos, el diputado provincial pide explicaciones al alcalde de Otura. “Nazario Montes tiene que salir ya de una vez del papel de la incompetencia y de la imprecisión. Pedimos que dé la cara, pedimos certidumbre y soluciones. Ese es el trabajo de un alcalde: mejorar la vida de sus vecinos y no complicársela. No es de recibo que el alcalde haya intentado cargar las obras de urbanización entre los vecinos y tiene que explicar qué va a hacer ahora”.

El diputado reclama además certidumbre para los vecinos que acabaron las casas hace ya varios años pero que, sin embargo, están a la espera de la licencia de primera ocupación.; y certidumbre para los propietarios de aproximadamente 1000 parcelas que, ante los posibles problemas de contratación de suministros y la denegación en estos momentos de licencia de primera ocupación, “no se atreven en aventurarse en un proyecto tan importante como la construcción de su casa”.

“Al final, las consecuencias de esta deficiente gestión urbanística de más de seis años de gobierno socialista”, ha dicho el popular, son muy graves para los vecinos de Otura. “El alcalde tiene que explicar cómo y cuándo se van a ejecutar las obras y dar soluciones a todos los vecinos afectados de la zona que esperan desde hace meses y años, una respuesta por parte de su alcalde”, ha concluido.