• Los populares han recriminado que la única decisión tomada para ayudar a pymes haya sido, siete meses después desde el inicio de la crisis sanitaria, proponer una ayuda económica de 300 euros
  • Cristina Marín: “El cinismo y el desprestigio con el que el alcalde está tratando a sus vecinos se evidencia en la falta de aprobación de líneas de ayuda económica a favor de los más desfavorecidos, sirviéndose para ello del ahorro municipal que se va a producir este año a causa de la supresión de las fiestas patronales, medida que el PP de Monachil solicitó por registro que se tuviera en cuenta en los presupuestos”

 

El PP de Monachil ha exigido al alcalde socialista de la localidad, José Morales, que abandone su “pasotismo” y deje de estar “de brazos cruzados” ante las peticiones de ayuda económica de los empresarios y comerciantes locales.

 

Así lo ha evidenciado la portavoz popular en el municipio, Cristina Marín, quien ha recriminado el “abandono” y la “lentitud” de respuesta en la adopción de medidas económicas “urgentes” por parte del equipo de gobierno de Monachil. “Está perjudicando gravemente el futuro a corto plazo de muchos de los negocios de la localidad”, ha alertado Marín.

 

En este sentido, ha recriminado que la única decisión tomada para ayudar a pymes haya sido, siete meses después desde el inicio de la crisis sanitaria, proponer una ayuda económica de 300 euros, “cuya letra pequeña suponemos impedirá que muchos comerciantes puedan acogerse a ella”.

 

“El cinismo y el desprestigio con el que el alcalde socialista de Monachil está tratando a sus vecinos se evidencia en la falta de aprobación de líneas de ayuda económica a favor de los más desfavorecidos, sirviéndose para ello del ahorro municipal que se va a producir este año a causa de la supresión de las fiestas patronales, medida que ya han tomado el resto de ayuntamientos y que el PP de Monachil solicitó por registro que se tuviera en cuenta en los presupuestos”, ha explicado Cristina Marín.

 

Por ello, los populares han exigido al equipo de gobierno “que se ponga a trabajar y que, si no saben, sigan al menos las propuestas que presentó el PP de Monachil en el mes de abril, destinadas a dar ayuda a los autónomos y pequeños comerciantes de la localidad, para paliar algunos de los efectos devastadores de esta pandemia”.

 

Cristina Marín ha recordado que el PP de Monachil propuso un paquete de medidas “que no se limitaban a dar una ayuda de 300 euros, sino que también consiguieran rebajar la presión económica sobre nuestros autónomos, eximiendo del pago del IBI durante el periodo de tiempo que los negocios no puedan ejercer su actividad; priorizando el pago a proveedores y empresas suministradoras de la localidad para facilitar su liquidez; condonando el pago de las tasas de ocupación de vía pública; o que se modificara el presupuesto municipal para ampliar las ayudas de emergencia social”.

 

“Se propuso también que el equipo de gobierno creara una línea de ayudas al pequeño comercio con el ahorro económico producido por la suspensión de las fiestas patronales y que podría dar cobertura a estas ayudas. Que cedieran espacios municipales tales como el vivero de empresas del polígono industrial de Las Canteras de forma gratuita para autónomos que hayan perdido sus locales; o procedan a devolver las tasas por licencias de taxi, las fianzas por licencias de obras con derecho a devolución, así como la elaboración de un plan de promoción y reactivación de la actividad turística y comercial. Todo ello, sin olvidarnos de las personas mayores de Monachil para las que también solicitamos que llevaran a cabo un programa de seguimiento y atención de aquellos que viven solos”, ha subrayado la portavoz local del PP.