• Los populares pedían 3 millones de euros a una administración con un remanente positivo de 90 millones de euros
  • Fernando Pérez: “Un granito de arena de una gran montaña era lo que el PP pedía para unos sectores necesarios para el desarrollo de la provincia, pero que no pueden sobrevivir en las circunstancias actuales si no se les ayuda, y ésa es la responsabilidad que nos corresponde a los cargos públicos y a las administraciones públicas, como la Diputación de Granada”

 

El grupo popular ha criticado duramente la “nula sensibilidad” demostrada por el gobierno socialista de la Diputación de Granada, con su presidente, José Entrena, a la cabeza, al “negarse en bloque” a aprobar una línea de subvenciones destinadas a “sacar a flote” los sectores de la hostelería y restauración, comercio y feriantes, tal y como proponía el PP en una moción elevada al pleno provincial de hoy.

 

Los populares pedían en su iniciativa que el equipo de gobierno de la Diputación Provincial destinase ayudas, por un valor superior a los 3 millones de euros, a estos sectores “tan castigados económicamente por la pandemia”. Sin embargo, el PSOE de José Entrena “se ha negado en rotundo a aprobar estas ayudas con su voto en contra de la moción del Partido Popular, con la complicidad de sus compañeros de viaje de Izquierda Unida y Adelante”.

 

El diputado provincial del PP Fernando Pérez ha lamentado el “daño tan grave” que hoy el gobierno socialista de la Diputación de Granada ha infringido a los trabajadores y empresarios de la hostelería, restauración, comercio y feriantes de nuestra provincia.

 

“José Entrena no ha votado en contra hoy de liberar ayudas económicas para ellos, ha votado en contra de su futuro, de su salvación económica y laboral, y de la subsistencia de miles de familias granadinas, duramente golpeadas por la crisis sanitaria y económica”, ha recriminado Pérez.

 

“Tenemos muy claro que la Diputación de Granada está para ayudar a quien lo están pasando muy mal y el sector de la hostelería, la restauración, el pequeño comercio, así como los feriantes, están ahora mismo en una UCI económica y necesitan una respuesta ágil, rápida y eficaz que los salve de una muerte segura. Si las ayudas no empiezan a llegar ya, mañana no habrá a quien salvar”, ha afirmado el dirigente popular.

 

Por último, Fernando Pérez ha puesto de manifiesto la “hipocresía” de un José Entrena que, como presidente de la Diputación de Granada, dispone de liquidez “suficiente” para hacer frente a esta línea de ayudas que pedía el PP para “salvar” a los sectores de la hostelería, restauración, comercio y feriantes, ya que las cuentas provinciales “arrojan un remanente positivo de 90 millones de euros para gastar a su libre albedrío y disposición”.

 

“Un granito de arena de una gran montaña era lo que el PP pedía para unos sectores necesarios para el desarrollo de la provincia, pero que no pueden sobrevivir en las circunstancias actuales si no se les ayuda, y ésa es la responsabilidad que nos corresponde a los cargos públicos y a las administraciones públicas, como la Diputación de Granada”, ha concluido Pérez.