• El coordinador del Grupo Municipal Popular, Luis González asegura que las Ordenanzas anunciadas por el Gobierno tránsfuga van a suponer una subida del precio del alquiler así como la disminución de la oferta
  • “El IBI es un impuesto democrático por el cual más paga quien más tiene por lo que el Gobierno socialista pretende es atentar contra ese derecho a la propiedad enmascarándolo con un progresismo social absolutamente denostado, confiscatorio y recaudatorio en una ciudad que necesita producción, empresas y actividad económica”

El coordinador del Grupo Municipal Popular, Luis González ha criticado hoy la radicalización del alcalde Francisco Cuenca, que ha decidido impulsar la modificación de los impuestos para meter la “mano el bolsillo de las familias y de las empresas en la ciudad de Granada con unas Ordenanzas que son además un “claro atentando contra la propiedad privada y el ahorro”.

El edil, que ha asistido a la Comisión Extraordinaria de Economía, ha explicado que el PSOE ha presentado una propuesta marcada por una “política intervencionista de la vivienda, con el objeto de subir un 50% el IBI a viviendas desocupadas sin aclarar qué es una vivienda desocupada; a grandes tenedores, sin explicar quienes son o a los bancos y entidades financieras con a los que el PSOE llama despectivamente especuladores”. Una modificación que, de llevarse a cabo, “va a suponer una subida del precio del alquiler y la disminución de la oferta, ante una demanda creciente a la cual sí está dando respuesta la Junta de Andalucía”.

Así, el edil ha remarcado que, “frente a la política de expansión de de vivienda social recogidas dentro del Plan Vive de la Junta de Andalucía, el Ayuntamiento de Granada, lo que pretende es una subida encubierta de impuestos que viene a completarse con el catastrazo planteado para 2022 por la Ley de Hacienda sobre las transmisiones patrimoniales”.

Ante esta situación, González ha aclarado que, el PP “se opone y se opondrá frontalmente a la política de intervencionismo que quiere plantear el PSOE así como a la subida de los tipos diferenciados que afecta a la propiedad, a empresarios que crean empleo y que afecta, especialmente a lo que significa el tener empresas e iniciativa económica, algo que tanto necesita Granada”.

“El IBI es un impuesto democrático por el cual más paga quien más inmuebles tiene por lo que no entendemos la postura del Gobierno socialista que pretende atentar contra ese derecho a la propiedad enmascarándolo con un progresismo social absolutamente denostado y fuera de los tiempos en los que estamos, con un afán confiscatorio y recaudatorio en una ciudad que necesita producción, empresas y actividad económica”.

Por todo ello, “desde el PP nos oponemos a esta medida” que además forma parte de “la política de propaganda del PSOE en tanto en cuanto se trata de políticas aplicables de cara 2023 como mínimo” y que además dependen de distintas administraciones como el Catastro o las autoridades autonómica y nacional”. “Lo que tiene que hacer el Gobierno tránsfuga de Francisco Cuenca es cumplir sus compromisos con la hostelería y el comercio y trabajar, de verdad, en medidas que mejoren la vida de los granadinos” ha dicho el edil quien ha cuestionado igualmente que el PSOE no haya ampliado las bonificaciones a las empresas de estos sectores que siguen a la espera de las ayudas del Gobierno central”.

Según ha relatado, gracias a la gestión económica del PP, en un momento de remisión de la pandemia y de recuperación económica “habría margen para ampliar las bonificaciones a la hostelería y comercio que tan mal lo han pasado desde marzo de 2020”. Sin embargo, el PSOE ha preferido mantener las ordenanzas tal y como las dejó el PP a pesar de todas las críticas que recibimos durante el pasado año. “Resulta cuanto menos curioso que, después de haber estado año y medio criticando las medidas ahora lo dejen todo como lo estableció el PP” ha recalcado el edil quien considera que “una vez más se pone de manifiesto que el PSOE pretende un efecto político y no realmente económico en la sociedad granadina”.