• La portavoz del PP de Granada, Ana Vanessa García, anima a autónomos y empresas granadinas a solicitar estas nuevas ayudas que “vienen a reforzar y a apoyar” al tejido empresarial en la provincia
  • Destaca que el gobierno de Juanma Moreno destinará “50 millones de euros a dotar de liquidez a pymes industriales en Andalucía, de entre 9 y 250 empleados, con ayudas de hasta 300 mil euros a fondo perdido”
  • Remarca el respaldo a la conciliación de la vida laboral y familiar con una paquete de ayudas, que engloban “hasta nueve líneas” distintas, y que contarán con un presupuesto inicial de “casi 7 millones de euros”

La portavoz del PP de Granada y diputada autonómica Ana Vanessa García ha celebrado el decidido impulso del gobierno andaluz al tejido productivo granadino, destinando “50 millones de euros a dotar de liquidez a pymes industriales en Andalucía, con ayudas de hasta 300 mil euros a fondo perdido”. Asimismo ha destacado el respaldo del gobierno del cambio a la conciliación de la vida personal, laboral y familiar, con un paquete de ayudas, que engloban “hasta nueve líneas” distintas, y que contarán con un presupuesto inicial de “casi 7 millones de euros”.

La parlamentaria andaluza ha animado a las empresas y autónomos granadinos a solicitar estas nuevas ayudas que “vienen a reforzar y a apoyar” al tejido productivo en la provincia y con las que el gobierno del cambio continúa con la línea de trabajo emprendida desde el inicio de la pandemia, “reforzando y poniendo la atención en la sanidad pública, como no podría ser de otra manera” y paralelamente poniendo sobre la mesa medidas para reactivar la economía en la Comunidad Autónoma. 

En cuanto a las ayudas a pequeñas y medianas empresas industriales, su objetivo es “paliar los efectos de la pandemia en el tejido industrial andaluz”, especialmente en el caso de las pymes, que son las que presentan un mayor nivel de competitividad y cuya quiebra supondría un mayor deterioro de la actividad y de su empleo. La convocatoria se abrirá a finales de este mes de octubre, en régimen de concurrencia no competitiva, y se resolverá antes del 31 de diciembre de este año.

Así, ha explicado que los destinatarios de dicha línea son “empresas de entre nueve y 250 empleados” cuya cifra de negocio el primer semestre de 2020 haya caído más del 25% respecto  al mismo periodo de 2019, como consecuencia de la crisis de la Covid-19. Dichos recursos se destinarán a “darles liquidez”, cubriendo sus necesidades de capital circulante para afrontar el pago de suministros, proveedores, alquileres o nóminas y recuperar su nivel de actividad. Además, las ayudas se abonarán con la resolución, siguiendo las directrices marcadas por Bruselas, y para ser destinatarias de este fondo las entidades receptoras deberán mantener la actividad al menos un año tras el abono de la subvención.

Dicha medida se suma a otras iniciativas ya adoptadas por el Gobierno de Juanma Moreno para hacer frente a los efectos de la crisis sanitaria, como, entre otras, la línea de avales dotada con más de 50 millones para que las empresas puedan acceder a una financiación bancaria de 600 millones de euros y otros 51 para subvencionar los gastos financieros que dichas operaciones les puedan ocasionar.

En lo referido a las ayudas a la conciliación, García ha explicado que “siempre ha preocupado al gobierno”, si bien en el momento actual se ha convertido en nuevo desafío ante las nuevas condiciones derivadas de la irrupción del Covid y ha sido también necesario adaptar este tipo de ayudas. La parlamentaria ha considerado que en esta nueva situación, la mujer sigue asumiendo principalmente las cargas familiares, y los sectores con mayor presencia de trabajadoras son los que más se están viendo perjudicados por las consecuencias económicas de la pandemia. Por ello, para contribuir a paliar esta situación, el Gobierno Andaluz aprobó también a principios de octubre una orden reguladora que contempla 9 líneas de ayudas distintas, que cubren diferentes cuestiones como “el teletrabajo, el cuidado de menores y de personas dependientes, bajas de maternidad, fomentar que las empresas tengan sus planes de igualad y se haga una difusión de la conciliación por parte de empresas y ayuntamientos”. El objetivo “que la mujer no tenga que abandonar el mercado laboral” y tanto hombres como mujeres puedan conciliar.

Como ejemplo de estas distintas líneas ha mencionado el incentivo de 8 mil euros, que se elevará a 8.800 en el caso de que sea mujer la beneficiaria, “para fomentar la contratación de trabajadores con un mínimo de un 30% de su jornada acogida al teletrabajo”. A ello le ha sumado que se recogen también medidas dirigidas específicamente a los autónomos para que puedan contratar trabajadores que los sustituyan en sus negocios si tienen que atender al cuidado de menores de 3 años, en el caso de los permisos por nacimiento o en los supuestos de riesgo por embarazo, con ayudas de hasta 7.200 euros.

Asimismo, ha detallado que para ayudar a hacer frente a los problemas sobre el empleo que pueden ocasionar las responsabilidades familiares, se incentiva la contratación de desempleados inscritos en el SAE y en el Sistema Especial de Empleados del Régimen General de la Seguridad Social para el cuidado de menores de tres años, discapacitados con un grado mínimo del 75% y personas dependientes. En este caso del cuidado de personas dependientes o personas que sufren algún tipo de discapacidad, ha explicado que el incentivo alcanza los 3 mil euros por contrato a jornada completa y por un periodo mínimo de 12 meses.

Por ultimo ha pedido al PSOE que “se sume a colaborar, a arrimar el hombro” para salir de esta crisis. En esta línea ha considerado que los socialistas, con Susana Díaz a la cabeza, “mañana tienen una oportunidad en el Debate del Estado de la Comunidad de corregir su actitud y su política de ataque, de bulos y mentiras para desgastar al gobierno de Juanma Moreno”.