• El Grupo Municipal Popular realiza una visita al entorno de Plaza Nueva y Calle Elvira donde se concentran gran parte de estos negocios para reunirse con los comerciantes
  • Exige más vigilancia policial en una zona que vive con miedo “amenazado por la violencia” como ya se evidenció con la agresión al quiosquero de Plaza Nueva y su hijo
  • Pepa Rubia reclama el refuerzo de la limpieza en un distrito clave para la recuperación del turismo

El Grupo Municipal Popular ha realizado hoy una visita al entorno de Plaza Nueva y a calle Elvira. En el recorrido, los concejales han podido conversar con vecinos y comerciantes interesándose por sus inquietudes y peticiones para mejorar la zona cada vez más degradada por la inacción del Gobierno tránsfuga de Francisco Cuenca.

Durante la visita, el portavoz del Grupo Municipal Popular, César Díaz, ha celebrado que los comerciantes de tiendas de souvenirs estén afrontando estos días “el camino de la recuperación” tras un puente en el que por fin se ha visto la vuelta de numerosos viajeros. En este sentido, el edil ha criticado la falta de apoyos a este sector tanto por parte del Gobierno central como por parte del Gobierno tránsfuga de Cuenca que no solo maltratan a los comerciantes con cero ayudas sino que tampoco hacen nada por abordar “el necesario refuerzo policial en este barrio amenazado continuamente por la violencia”.

Así también se ha pronunciado el responsable de Artesanías Martínez, José Antonio Martínez, un negocio con más de sesenta años de historia. Según ha detallado la “situación es muy grave hasta el punto de que estamos a la mitad de ventas con respecto a 2018”. Así, para que “esto remonte hace falta que el turismo llegue con más poder adquisitivo y que recuperemos a los viajeros internacionales”. “Para que esto remonte hace falta que recuperemos el mercado asiático y norteamericano” ha añadido el comerciante que, además de criticar la falta de ayudas ha lamentado que a todo ello se sume “la situación de violencia que vive el entorno”.

“Hay muchos robos y carteristas que vemos pasar sin que podamos hacer nada” ha apostillado Martínez quien ha lamentado las dificultades que concurren en Plaza Nueva donde recientemente se produjo una violenta agresión al quiosquero y a su hijo.

Tras la visita a este negocio, el Grupo Municipal Popular ha continuado el recorrido por Plaza Nueva donde han podido hablar con el hijo del quiosquero agredido al que en su día ya mostraron todo su apoyo. “Lo que resulta insólito es que el alcalde no se ha preocupado ni un solo momento de esta situación” ha dicho Díaz quien ha recordado que el PSOE, en complicidad con la subdelegada del Gobierno, Inmaculada López, está permitiendo que en Granada, y más concretamente en barrios como el Albaicín “reine el miedo”.

Ante esta situación, el ha pedido “por enésima vez” la convocatoria de la Junta Local de Seguridad y ha lamentado que Raquel Ruz siga haciendo “oídos sordos a una realidad que grita en la calle”. “La vara de medir de la concejal de Seguridad Ciudadana en cuanto a la violencia es cuestionable, este mismo fin de semana aseguró a los medios de comunicación que “había trascurrido con normalidad” desde el PP nos preguntamos si una pelea a navajazos es para ella normal.

Por su parte, la concejal Pepa Rubia ha pedido igualmente al equipo de Gobierno que refuerce las labores de limpieza y cuide de este entorno de gran importancia turística que es fundamental para Granada y para lograr “esa ansiada recuperación”. En este sentido, ha denunciado la falta evidente de limpieza en zonas como calle Elvira, donde son evidentes las soleras junto a los contenedores a lo que se suman las manchas y la suciedad general.

Durante la visita, en la que han estado presentes Luis González, Eva Martín, César Díaz, Pepa Rubia y Carlos Ruiz Cosano, también ha asistido el presidente del PP del distrito Albaicín, Francisco Almohalla.