• Asegura que el Ayuntamiento tiene “viabilidad jurídica y económica” para poner el marcha el bono energético propuesto por el Grupo Municipal Popular que fue aprobado por unanimidad en el Pleno del mes de septiembre
  • Critica que el PSOE condicione esta imprescindible ayuda para las familias más vulnerables a la aprobación del presupuesto de 2022 del que, en pleno mes de diciembre, no conocemos absolutamente ni una cifra
  • “En seis meses de Gobierno tránsfuga el PSOE no ha cumplido con nada de lo exigido durante su etapa en la oposición, una situación especialmente reprobable en materia de Derechos Sociales” ha dicho el edil

El concejal del Grupo Municipal Popular, Francisco Fuentes, ha pedido hoy al alcalde de Granada, Francisco Cuenca, que se tome en serio el área de Derechos Sociales y ayude a las familias granadinas “que ante la desorbitada subida de la factura de la luz tienen que elegir entre comer y pagar sus facturas”. Tal y como ha recordado, el pasado mes de septiembre el Pleno del Ayuntamiento de Granada aprobó por unanimidad de todos los grupos una moción para la creación de un bono energético para ayudar a las familias que están en riesgo de exclusión social y vulnerables severos ante el aumento del precio de la luz por la nefasta gestión de Pedro Sánchez.

Sin embargo, tal y como ha detallado el edil, el Gobierno tránsfuga no ha puesto en marcha este bono condicionando su activación a la aprobación de un presupuesto en 2022 o a la disponibilidad de crédito extraordinario. Un hecho que Fuentes ha calificado de “auténtica política ficción” teniendo en cuenta “lo mal que se lleva el PSOE con los números pues fue incapaz de cuadrar las cuentas en su anterior mandato durante tres años así como de aprobar un presupuesto” y, actualmente, no ha presentado ni una sola cifra ni convocado reuniones al respecto.

“Nos ha sorprendido tristemente conocer que el informe emitido por Derechos Sociales para justificar la viabilidad del proyecto estando condicionado a la disponibilidad de crédito extraordinario o bien la creación de una nueva partida en ese nuevo presupuesto” ha dicho Fuentes quien asegura que en la práctica esto se traduce en “dar una patada hacia delante” pues no sabemos cuando llegará, cómo llegará si es que llega”.

En este sentido, el edil ha recordado que existen fórmulas económica y jurídicamente viables para la creación de esta partida por lo que “instamos a Gobierno tránsfuga a crear un fondo especial para no condenar al frío del invierno granadino a miles de familias”. “La luz sigue subiendo mientras el PSOE mira para otro lado” ha añadido Fuentes quien recuerda que, solo el Plan Concertado, cuenta con una partida de 1,9 millones, -con 433.000 euros más que el año pasado- que podría posibilitar la creación de este fondo especial.

Por otra parte, el edil ha pedido al Gobierno tránsfuga que cumpla sus compromisos en materia de Derechos Sociales y más, concretamente, en Servicios Sociales. Para Fuentes, es lamentable como el alcalde, después de haber estado dos años dando “recetas mágicas” para arreglar los problemas de personal de este área liderada en aquel entonces por José Antonio Huertas, ahora extraño compañero de viaje de los socialistas, no haga absolutamente nada por cumplir sus compromisos en una concejalía que cobra cada día más importancia teniendo en cuenta los nefastos efectos económicos del Gobierno de Sánchez con su desorbitada escalada de precios.

“En seis meses de Gobierno tránsfuga el PSOE no ha cumplido con nada de lo exigido durante su etapa en la oposición, una situación especialmente reprobable en materia Servicios Sociales” ha dicho el edil quien lamenta que teniendo en su equipo al anterior edil de Derechos Sociales, José Antonio Huertas, tras su trasvase al PSOE, y a Nuria Rodríguez, actual concejal, “ninguno haya dado con la tecla para trabajar de verdad por la defensa de los más vulnerables”. “Esto demuestra lo que ya sabíamos, que el PSOE es sinónimo de humo”.