• La portavoz adjunta del Grupo Municipal Popular exige al Gobierno tránsfuga que actúe cuanto antes para ayudar a los comerciantes antes de que lamentemos “un cerrojazo masivo”
  • Recuerda que la Federación de Comercio cifra en un 32% el descenso de las ventas durante la Navidad
  • Reclama más apoyo de cara a la campaña de rebajas, un momento decisivo para la recuperación de los establecimientos

La portavoz adjunta del Grupo Municipal Popular, Eva Martín ha propuesto hoy al Gobierno tránsfuga de Cuenca la convocatoria de la Mesa de Comercio con las principales organizaciones que aglutina el sector. El objetivo de este encuentro es que el Ayuntamiento establezca un plan urgente de medidas para ayudar a los comerciantes ante la caída de las ventas que está poniendo en jaque a numerosos negocios granadinos.

Tal y como ha detallado Martín, la Federación Provincial de Comercio ha cifrado en un 32% la caída de las ventas durante la Navidad mientras que las expectativas para la campaña de rebajas tampoco son favorables. “El comercio de proximidad granadino necesita medidas urgentes para incentivar las compras” ha dicho Martín quien, el pasado mes de diciembre, reclamó en varias ocasiones al PSOE incrementar las acciones en materia de comercio.

Sin embargo, lejos de ello, el Gobierno tránsfuga mantuvo su insuficiente campaña permitiendo además la presencia de manteros a las puertas de los establecimientos lo que también ha supuesto una “importante herida” en las cajas del cierre del año. “El Ayuntamiento no solo no aumentó sus acciones para incentivar las compras si no que, además, favoreció la competencia desleal de las mafias que, con total descaro, han estado vendiendo todo tipo de productos a las puertas de las tiendas tanto en el centro como en el resto de barrios”.

En este sentido, Martín ha lamentado que el equipo de Gobierno decidiera actuar contra ello el pasado domingo, “cuando la campaña de Navidad había finalizado”. “Desde el PP llevábamos desde octubre denunciando esta situación” ha recordado la edil quien mostró su sorpresa ante la información brindada por la Policía Local de Granada sobre una actuación en el mercadillo de Almanjáyar por la que se incautaron 400 zapatillas, 60 bolsos y 21 sudaderas.

“Esta ha sido la forma de ayudar a los comercios por Navidad, poner en marcha una campaña insuficiente para incentivar las compras y actuar contra la competencia desleal de los manteros cuando todo había terminado” ha remarcado Martín quien espera que el equipo de Gobierno tome consciencia y trabaje junto a las asociaciones y colectivos que aglutinan el comercio para tomar medidas urgentes”. “Lo contrario será una ciudad de persianas bajadas y sin vida” ha advertido Martín recordando que el comercio genera riqueza y empleo en nuestra ciudad y como responsables públicos tenemos que hacer todo lo que esté en nuestra mano para que siga siendo así”.