• El presidente del Partido Popular de Granada, Francis Rodríguez, destaca la sexta bajada de impuestos de Juanma Moreno fruto de un plan para hacer de Granada y Andalucía una tierra donde se viva mejor, ofreciendo facilidades para los que quieran venir a invertir y a vivir
  • Con el descenso del IRPF, las familias granadinas ahorrarán 13,8 millones de euros; 9,2 M por el Impuesto de Patrimonio y 22,7 M por la suspensión del canon del agua

El presidente del Partido Popular de Granada, Francis Rodríguez, ha dado esta mañana el pistoletazo de salida a la campaña que los populares realizarán por toda la provincia para que los granadinos conozcan de primera mano el impacto real que va a tener sobre su economía la sexta bajada de impuestos aprobada por Juanma Moreno en Andalucía.

“Estamos hablando de 45,7 millones de euros tan solo de esta última bajada de impuestos que es el dinero que se va a quedar en el bolsillo de los granadinos para que puedan afrontar mejor el incremento del coste de la vida ante la subida generalizada de precios”. De ellos, ha precisado, 13,8 M provienen de la deflactación del gravamen del IRPF beneficiando especialmente a rentas medias y bajas, elevando el mínimo personal y familiar exento de tributación y elevando un 4,3% los tres primeros tramos evitando por ejemplo que una posible subida de salario obligara a los trabajadores a pagar más al estar en un tramo superior; 9,2 M del Impuesto de Patrimonio; y 22,7 M de la suspensión del canon del agua, “dinero que se va a quedar en manos de las familias” y que se suma al acumulado por las 5 bajadas de impuestos de los últimos 3 años que han supuesto un ahorro de 540 M para los andaluces que en 2023, con esta nueva reforma fiscal, ascenderá a los 900 millones de euros gracias a esta revolución fiscal.

Rodríguez ha destacado como la situación ha dado un giro de 360 grados y como de Andalucía ya no se habla como la tierra que estaba a la cola de todo, sino “la que es referente, tierra de oportunidades, generadora de empleo y riqueza. El plan de Juanma Moreno está claro: que en Granada y en la comunidad se viva mejor y haya facilidades para los que quieran venir a invertir”, gracias a la bajada masiva de impuestos impulsada por la Junta con la que en estos últimos años ha aumentado el número de contribuyentes y la recaudación  posicionando a Andalucía como la segunda comunidad de España con menor presión fiscal con esta nueva bajada que se suma a las medidas aprobadas hasta ahora con la  bonificación del Impuesto de Sucesiones y Donaciones, por la que ningún andaluz tiene que renunciar a una herencia; o las reducciones del Impuestos de Transmisiones Patrimoniales, del tramo autonómico del IRPF y del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados.

 

MEJORES SERVICIOS PÚBLICOS

El dirigente popular ha afeado la posición del Partido Socialista y ha negado merma alguna en la prestación de los servicios públicos sino todo lo contrario y como los granadinos hemos sido testigos en primera persona de como era posible bajar impuestos y aumentar la inversión en educación y sanidad con la construcción de nuevos centros educativos por ejemplo en Alhendín, Ogíjares o Albolote.

Además, ha destacado como ante la inacción de Sánchez, Juanma Moreno sí está tomando medidas a lo que ha añadido el aplazamiento del pago de la deuda que tengan personas y pymes con la administración autonómica flexibilizando las condiciones de fraccionamiento y el periodo de pago hasta los 12 años con el fin de facilitar el cumplimiento de sus obligaciones sin asfixiarlos y sin poner en riesgo su actividad económica. Un modelo y unas políticas económicas que ha contrapuesto con la falta de rumbo a la que dirige el país Pedro Sánchez al que invita a que acometa las propuestas que Núñez Feijóo también ha puesto sobre la mesa como la bajada del IVA  del 10 al 4% de productos básicos de alimentación así como de otros de higiene aliviando la carga a las familias, no repercutiendo en los productores y los vendedores y no mermando las arcas del Estado porque se equilibraría con los 1000 millones extra de recaudación de este año del IVA de los alimentos a causa de la inflación.

Por último, ha resaltado como los ciudadanos de manera mayoritaria han apostado por este cambio de rumbo por el que las familias pagan menos impuestos, los inversores tienen más facilidad para implantar sus negocios y todos los ciudadanos disfrutamos de unos servicios públicos esenciales mucho mejores.