• El presidente provincial del Partido Popular de Granada tiende la mano al nuevo equipo de gobierno en el Ayuntamiento de Granada para que pueda sacar adelante los grandes proyectos de ciudad y no dependa del que hasta hoy ha demostrado ser el mayor lastre en la historia reciente de Granada como ha sido Luis Salvador
  • “Hacemos autocrítica  porque el caballo de troya del PSOE nunca debería haber sido alcalde de Granada aunque gracias a la salida del PP del gobierno municipal, hemos librado a esta ciudad del narcisismo de Salvador”
  • Rodríguez ha alertado de los extraños movimientos en la plantilla de la Plaza del Carmen y las recolocaciones del personal de confianza en las últimas horas de Salvador y exige a Francisco Cuenca dar cuenta de si este plan ha formado parte de la negociación para hacerse con el voto del indulto

“Es el momento de gobernar la ciudad de Granada y de dejar atrás este mes de atrincheramiento y de secuestro protagonizado por la irracionalidad de Luis Salvador”. Así de tajante se ha mostrado esta mañana el presidente provincial del Partido Popular de Granada, Francisco Rodríguez, en una comparecencia ante los medios de comunicación en la que ha felicitado al nuevo alcalde de Granada al que tiende la mano “desde la lealtad absoluta para evitar que desde hoy los grandes proyectos que afecten a la ciudad no dependan del voto de un político sin principios ni palabra como es el señor Salvador”.

“Luis vino a salvar al PSOE a costa de la traición a sus votantes, a los granadinos pero también al Partido Popular”. Rodríguez ha hecho así autocrítica y ha reconocido que Salvador, caballo de troya del PSOE, nunca debería haber sido alcalde de la ciudad. “Una decisión que no me tocó a mí gestionar sino a la anterior dirección”. “Nadie entendió en junio de 2019 que el PP hiciera alcalde a Luis Salvador y nadie hubiera entendido en junio de 2021 que el PP lo hubiera mantenido sin el apoyo de su partido, del Pleno, ni de la sociedad granadina”.

No obstante, tal y como ha reconocido Rodríguez, “no es el momento de las lamentaciones. Es el momento de trabajar por y para los granadinos, de tender puentes al nuevo gobierno y de hacer una oposición leal pero también es el momento de que todos los partidos rindan cuentas como hoy está haciendo el Partido Popular”. Rodríguez ha aplaudido así la celeridad con la que la dirección nacional y regional de Ciudadanos ha abierto expediente de expulsión a los dos ediles que han votado a favor en la sesión de investidura de la Plaza del Carmen y solicita que apliquen esa misma vara de medir al resto de militantes que la noche del martes, previa al pacto del indulto en el Ayuntamiento de Granada, apoyaron públicamente votar a favor del candidato socialista “traicionando a la ciudad de Granada y blanqueando el último servicio de la vergüenza que Luis Salvador ha dejado a los granadinos”.

Asimismo, el presidente provincial de los populares ha pedido explicaciones a los dirigentes socialistas para que aclaren qué hay detrás de este pacto con Ciudadanos. “Estaremos vigilantes para que la sociedad granadina conozca de primera mano la contraprestación por este acto de vergüenza y de traición del señor Salvador”. Rodríguez ha dado a conocer los “extraños movimientos” de personal que el ex alcalde, vía decreto, ejecutó en sus últimas horas de secuestro de la ciudad y apela a Francisco Cuenca a que dé cuenta de si va a mantener en su puesto de trabajo a uno de los cargos de confianza de Salvador recolocada en la Oficina del Defensor del Ciudadano.

“Es el principio de lo que se avecina”, advierte Rodríguez que pide a Cuenca que no permita la permanencia del grupo político de Ciudadanos tras la expulsión de los dos únicos ediles que la formación naranja  mantenía en el consistorio después de que Luis Salvador “haya dinamitado y hecho desaparecer a los naranjas” de la Plaza del Carmen.