• A través de una webinar, las organizaciones granadinas Asaja, COAG, Infoliva y Cooperativas Agroalimentarias le han mostrado su “rechazo unánime” al decreto de transición de la PAC

 

  • Sáez, junto con la delegada territorial de Agricultura de Granada y el secretario general del PP granadino, les ha explicado la iniciativa de los populares al Parlamento para conseguir el apoyo institucional a agricultores y ganaderos

 

La vicesecretaria de Desarrollo Rural del Partido Popular Andaluz, Yolanda Sáez, ha trasladado el apoyo del PP al sector agroalimentario de la provincia de Granada para luchar contra los recortes que las políticas del Gobierno de Sánchez y el ministro de Agricultura suponen para la Política Agrícola Común (PAC).

En una webinar organizada por Sáez junto con la delegada provincial de Agricultura y Ganadería de Granada, María José Martín.

Así lo ha trasladado Sáez en una webinar con todas las asociaciones agrarias granadinas (Asaja, COAG, Infoliva y Cooperativas Agroalimentarias), organizada junto con la delegada territorial de Agricultura y Ganadería de Granada, María José Martín, y en la que también ha participado el secretario general del PP granadino, Jorge Saavedra.

Sáez ha explicado el “rechazo unánime” al Real Decreto de Transición para la PAC 2021-2022 que todos los asistentes le trasladaron “por los enormes perjuicios que suponen para el campo andaluz y granadino”, motivo por el que los populares llevan hoy al Pleno del Parlamento una proposición no de ley para conseguir el respaldo de todos los grupos políticos a los agricultores y ganaderos de Andalucía.

La vicesecretaria popular ha recordado que el Gobierno de Sánchez y el ministro Planas “están llevando a cabo un nuevo ataque al campo andaluz con un decreto que acelera bruscamente la transición de la PAC que afectará especialmente a los pequeños agricultores y ganaderos”.

De esta forma, le ha acusado de “romper el consenso e imponer una brusca aceleración de la convergencia a aplicar en 2021 y 2022, pasando del 6% anual que se venía aplicando desde 2015 a un 25% anual para estos dos años”.

“El ministro tenía la posibilidad de mantener la convergencia paulatina para el periodo transitorio (2021-2022), pero ha optado por hacer un cambio abrupto al contrario, además, de lo que recomienda la propia Unión Europea y de espaldas al propio sector agroalimentario”.

Asimismo, Sáez ha apuntado que con este decreto “también se vaticina la Tasa Plana en la nueva PAC, una tasa que sólo obedece a intereses políticos y que perjudica al campo andaluz y granadino”, añadiendo que también “se reduce el presupuesto de la PAC con un recorte lineal de los pagos directos”.

Con todo ello, ha explicado, “se está poniendo en riesgo también el relevo generacional del campo andaluz, la estabilidad del empleo en las explotaciones agrarias y ganaderas, la modernización y la generación de oportunidades en el mundo rural.